PlatiCANAME: “Normalización y Certificación de productos y sistemas en México”

productos y sistemas en México”

En la sesión virtual de PlatiCANAME organizada por la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas (CANAME) y moderada por su director general, Salvador Padilla se abordó el tema Normalización y certificación de productos y sistemas en México” presentado por la arquitecta Evangelina Hirata Nagasako, directora general del Organismo Nacional de Normalización y Certificación de la Construcción y Edificación (ONNCE), Laura Vanesa Campos Llop, directora general de la Sociedad Mexicana de Normalización y Certificación (Normex) y Abel HernándezPineda, director general de la Asociación de Normalización y Certificación (ANCE).

Los ponentes compartieron cuándo y cómo surgen los tres organismos del mundo de la normalización y certificación que representan a sus insituciones.

Abel Hernández Pineda, director general de ANCE comentó que, México en Latinoamérica tiene una de las economías de las más intensas en estándares y regulaciones de los países a los que más se les vende. Destacó que lo que se pretende es eliminar la brecha que hay entre el producto que se comercializa en el mercado nacional y el producto que se exporta al mercado norteamericano.

Señaló que lo que han observado en los últimos 30 años es que no se ha logrado ser congruentes en el mercado local, mientras que en el mercado formal hay una ausencia notable de regulación técnica, estándares y regulaciones.

Aseveró que en comparación con la estandarización y regulación europea a México le falta más del 80% es decir, el margen de mejora es grande “el reto para mí es el reto de la definición”.

Y por otro lado, manifestó que, el establecimiento de una política industrial basada en estándares y compliance técnico de la mano con un esquema permanente de verificación y vigilancia, tanto de producto en el mercado como de agentes de evaluación de la conformidad, esto es un gran reto aseguró.

Hernández Pineda reconoció que existen demasiados organismos y mucha oferta, pero poco cumplimiento en el mercado.

No se puede entender que existan en México decenas de organismos de certificación y decenas de regulaciones técnicas, y que tome uno un producto del mercado y existan índices de cumplimiento del orden del 70% de incumplimiento en el mercado formal, no podemos hablar del mercado informal porque no hay manera de medirlo”.

Refirió que los estándares y certificaciones no sirven de mucho, si no hay una política pública. Dijo que el estándar es un vector de desarrollo, sí solo sí se suma al vector de la política pública y al vector de la política pública enfocada a la gestión de riesgos.

En cuanto a la capacitación, consideró que el problema con la LFMN y con la LIC sigue siendo el desarrollo de capacidades en materia de política pública basada en gestión de riesgos, en materia de política pública ligada a regulación técnica, en arquitectura, etcétera.

En su participación, destacó que ANCE ante el Covid-19 aplicó estándares, desde el “lavado de manos” hasta los estándares de desinfección. Se crearon protocolos de desinfección periódica basados en estándares ISO.

Por otro lado, hubo una transformación digital enfatizó que lograron conectarse en línea con aduanas, Secretaría de Economía y se adaptaron rápido al cambio.

Además incrementó la participación de la industria mexicana en ISO, por no tener la necesidad de viajar lejos y evitar los viáticos.

Laura Vanesa Campos Llop, directora general de Normexrecalcó que son muchos los retos pero también son muchas las oportunidades. Resaltó que no solamente los organismos nacionales de estandarización son los que elaboran normas, sino que puedan existir más organismos nacionales de estandarización y más facultados para estandarizar como las cámaras, los colegios, las asociaciones, etcétera.

Aseveró que es bueno que existan más normas en México, siempre y cuando no se genere mayor confusión en el mercado “ya con lo que hoy tenemos es un gran reto, poder lograr toda una infraestructura de evaluación de conformidad con las normas que actualmente tenemos, que haya un tema de acreditación y un tema de vigilancia”.

Lograr reducir la brecha entre la tecnología y la elaboración de normas

Dijo que otro gran reto que se tiene es agilizar la forma en que se elaboran las normas, hoy una norma tarda entre uno y dos años en elaborarse. Aseguró que la tecnología está generando una brecha impresionante y no hay norma que alcance el desarrollo de nuevas tecnologías sobre un tema.

Respecto a las normas que hay en México dijo que, hay aproximadamente mil normas oficiales mexicanas, y a nivel ISO hay alrededor de 20,000 normas.

Por otro lado dijo que, la política pública juega un papel fundamental “estamos hablando de que el 80% del comercio internacional tiene una base en las normas y en evaluación de la conformidad, es decir, todos los productos que se mueven entre países en un 80% están cerficados”.

La importancia de tener una certificación radica en que no solo da una garantía al consumidor y da una base al mercado en sí, una empresa en México aunque sea un PyMe que ya tiene un sistema de gestión o algún otro tipo de certificación, ya se puede comparar con empresas en otras partes del mundo.

En cuanto al tema de responsabilidad social, dijo que hay que empezar a virar en este tema, no solo en mediambiente, no solo la empresa y el desarrollo económico sino también en el de las personas.

Del tema de desarrollo de capacidades destacó que se tiene que empezar por la educación. La idea es formar a los jóvenes de manera que se vincule el desarrollo de capacidades con lo que aprenden en la universidad y que empiecen a conocer desde la infraestructura de la calidad. Sugirió empezar a sensibilizar y a trabajar la difusión con las empresas y también con los jóvenes.

En otro tema, indicó que el impacto que tuvo la pandemia por Covid-19 en su organismo afectó en muchos sentidos, en el aspecto normativo destacó que, fue increible cómo mejoró la asistencia de los trabajadores a los comités de normalización.

En el aspecto de evaluación de la conformidad, les impactó en el tema de laboratorio porque la gente tiene que estar ahí revisando pruebas por lo que hubo temas de retraso pero en temas de auditoría, incursionaron en auditorías remotas.

Evangelina Hirata Nagasako, directora de ONNCE comentó que, sin duda los retos son muy grandes, y la transformacióndel marco normativo afecta al tema de la adaptación y como organismo tienen que ir alineados a una serie de regulaciones normativas.

Hirata Nagasako ha impulsado el cumplimiento de la normatividad en edificios más eficientes.

Explicó que hay grandes retos, pues el desarrollo normativo tiene diferentes fases y procedimientos que debe cumplir hasta la publicación de las normas, por lo que se espera que con la nueva Ley de Infraestructura de la Calidad los estándares sean publicados en un menor plazo.

Asimismo, el reto más importante es que se garantice el cumplimiento y aplicación de las normas o estándares de la construcción y que éstos sean vinculados a los respectivos Códigos de Construcción.

También debemos continuar fortaleciendo la unificación de criterios a través de la armonización con normas internacionales, a fin de establecer las bases y la utilización de un lenguaje común para el uso de productos, sistemas y servicios en la industria de la construcción.

Aseguró que sí se tiene que mejorar en los procesos que ancestralmente no se habían atendido como la urgencia de desarrollo de estándares.

Por otro lado, enfatizó que lo que le falta a México en las industrias y procesos es tener data (datos) registros para la toma de decisiones en el futuro de estos programas. Esta información sirve para los productores, comercializadores y para todos los nichos.

Finalmente refirió que las adecuaciones que se tuvieron que implementar en su organismo derivado por la pandemia de Covid – 19 fue inmediatamente tratar de tener una adecuación a las necesidades sobre todo la adaptación tecnológica y la capacitación.

Lo que sí medí es la velocidad en la que estamos atendiendo la emergencia en términos de cómo podemos seguir otorgando el servicio, que es el tema básico”.

También ya había surgido una iniciativa de hacer un protocolo para revisar instalaciones que contaran con la sanitización mínima necesaria.

CANAME

Publicado en Revista Caname Digital

19 de mayo de 2021

@PatyFonsecaM

Patricia Fonseca Mendoza. Edición de información

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.