PlatiCANAME “Las normas de seguridad en los productos eléctricos”

La Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas (CANAME) presentó en su sesión de PlatiCANAME, el tema “Las normas de seguridad en los productos eléctricos”. Su director general, Salvador Padilla presentó a los especialistas el Ing. Juan Ubaldo Islas Guerrero, gerente del Organismo de Certificación de Producto e Inspección ANCE; Ing. Jorge Higinio García Valladares, presidente de Federación de Colegios de Ingenieros Mecánicos, Electricistas, Electrónicos y Ramas afines de la República Mexicana (FECIME) y el Ing. Ricardo Antonio Márquez Soriano, presidente de la Comisión para el Desarrollo del Sector Eléctrico (CANAME-CONACOMEE).

El Ing. Juan Ubaldo Islas Guerrero destacó la importancia del cumplimiento de las normas en productos eléctricos y señaló que a través del artículo 64 de la nueva Ley de Infraestructura de la Calidad habla de cuando un bien, producto, proceso o servicio deba cumplir con determinada Norma Oficial Mexicana o los Estándares referidos, sus similares a importarse también deberán cumplir las especificaciones establecidas, en los términos previstos en la Ley de Comercio Exterior.

Es decir, se liga la Ley de Infraestructura de la Calidad con la Ley de Comercio Exterior para procesos de importación y de exportación y de fabricación nacional, se tiene que regular de la misma forma, no se dan preferencias, sino que todos los productos tienen que cumplir en el punto de entrada o de salida del país con las regulaciones establecidas.

Manifestó que las autoridades normalizadoras determinarán, dependiendo del nivel de riesgo, cuáles productos sujetos a Normas Oficiales Mexicanas deberán demostrar su cumplimiento en el punto de entrada al país, lo cual se identificará en las Reglas de Comercio Exterior a través de las fracciones arancelarias correspondientes.

En este sentido, aseveró que cuando se exija a los bienes, productos, proceso y servicios importados o nacionales también deberán contar con evidencias de cumplimiento con la Norma Oficial Mexicana de acuerdo con el Procedimiento de Evaluación de la Conformidad, aplicable, tales como certificados, dictámenes o resultados de pruebas de un Organismo de Evaluación de la Conformidad acreditado y aprobado o de un tercero extranjero, en términos de un acuerdo de reconocimiento mutuo o equivalencia vigente, de conformidad con lo previsto en el Reglamento.

Mientras que ANCE ha generado más de 844 Normas Mexicanas vigentes y aplicables a los procesos que intervienen en toda la cadena de valor de Normalización. Destacó que dentro del universo de estas Normas Mexicanas destacan 175 para conductores eléctricos de las cuales 16 Normas Mexicanas aplicables están enfocadas a las instalaciones eléctricas.

Por otro lado, indicó que actualmente existe un sinfín de aplicaciones de productos que no utilizan la red eléctrica sino utilizan otras fuentes de energía, y cada vez en mayor proporción las NOM también contemplan dentro de su campo de aplicación estas fuentes diferentes, por ello es importante que las NOM están contemplando este nuevo tipo de productos.

Respecto a los conductores eléctricos, externó que la NOM-063-SCFI-2001 establece los requisitos de seguridad que deben cumplir los conductores, alambres y cables para uso eléctrico, con el propósito de garantizar las condiciones necesarias de uso eficiente y racional en el consumo de la energía eléctrica y satisfacer las características imprescindibles de servicio y seguridad para las personas, los equipos y su patrimonio.

Esta Norma establece requisitos generales que deben de cumplir, cuenta en su contexto con 15 secciones dentro del campo de aplicación, en la cual están establecidos diferentes tipos de conductores: de cobre desnudo, de aluminio desnudo, de aislamiento termoplástico a base de policloruro de vinilo, alambres y cordones con aislamiento de PVC, etcétera.

El ingeniero Islas Guerrero afirmó que todos los productos eléctricos tienen que pasar por el procedimiento de evaluación de la conformidad. Hasta hace cinco años que se cambió la NOM 003-SCFI 2014 se empezó a trascender de modalidades a esquemas de certificación, es decir, se están adoptando esquemas internacionales para el uso de procesos de certificación.

Actualmente hay dos esquemas principales: Esquemas de certificación mediante pruebas periódicas y Esquemas de certificación basados en el sistema de calidad de la línea de producción. Con este último esquema es muy importante que se mantenga el ISO9001, se permita hacer las vigilancias en la línea de producción y con eso se puede mantener el certificado de los tres años.

En caso de recibir alguna queja por parte de CANAME o de parte de alguna dependencia de gobierno como el SAT en la que les pidan vigilar el mercado, se hace pruebas de laboratorio: compra de producto en comercio, se utilizan laboratorios aprobados y acreditados, y ellos como organismo de certificación dictaminan sí ese producto está en cumplimiento, y si tiene un certificado se mantiene la vigencia; de lo contrario se procede a retirar el producto del comercio y se hace la denuncia correspondiente ante la autoridad.

Resaltó que la vigilancia de la presente NOM estará a cargo de la Secretaría de Economía y de la Profeco, conforme a sus respectivas atribuciones.

Por su parte, el Ing. Jorge Higinio García Valladares destacó que la relevancia de la FECIME es querer propiciar un desarrollo científico y tecnológico de lo que es la ingeniería mexicana. Fomentar las condiciones para tener una competitividad a nivel nacional e internacional.

Uno de los objetivos de la FECIME es el fortalecimiento en la imagen humanista de la ingeniería mexicana en la parte mecánica y eléctrica.

La Federación tiene diversa participación en diferentes consejos consultivos y grupos de trabajo:

  • CONANCE
  • CRE
  • CONUEE
  • CONSEGAS
  • CSA GROUP
  • EMA
  • SENER

En cuanto a las normas de seguridad de los productos eléctricos dijo que es un tema que está muy relacionado con:

  • 33% de los accidentes por electrocución son en casa habitación
  • 57% de los incendios por riesgo eléctrico

Cualquier material que pudiera generar calor, fuego y materiales combustibles, representa un riesgo total por incendio. Enfatizó que según la NOM dice que cada determinada distancia debe haber un contacto, para evitar el uso de extensiones en exceso, esto pone en riesgo el patrimonio.

Detalló que el cable eléctrico es el producto más pirateado desde el tipo de forro, el uso de exterior e interior, si es de cobre o aluminio, si el conductor no tiene la certificación no hay manera de se pueda asegurar su funcionamiento. Es relevante que se denuncie los productos que no tienen ningún tipo de certificación.

En su mensaje resaltó que la FECIME quiere darle voz a las personas que no tienen los conocimientos técnicos para defender su seguridad y su patrimonio.

Queremos generar un cambio en la mentalidad del país, en el que cada uno haga lo que tiene que hacer. La FECIME agrupa a 38 colegios de ingenieros mecánicos, electricistas y electrónicos en todo el país, tenemos un programa a nivel nacional en el cual los colegios tienen que ajustarse a la Ley de Profesiones para dar determinadas horas de asesoría gratuita a la sociedad”.

A su vez, el Ing. Ricardo Antonio Márquez Soriano conversó acerca de los casos de los conductores eléctricos y la importancia de cumplir las normas.

Hoy la electricidad la utilizamos todos los días y la vida en realidad no sería la misma si no la tuviéramos. Desde la construcción de nuestras casas, la forma en que nos transportamos hasta tomarnos un café implica utilizar la electricidad”.

En este sentido, señaló que estamos inmersos en un mundo de instalaciones eléctricas, en donde todos los días tenemos contacto con la electricidad, lo que a su vez implica que hay un riesgo eléctrico inminente latente, permanente.

Se refiere a que la quema de un producto puede causar hasta la muerte o quedarnos sin patrimonio. No obstante, no prestamos atención a este riesgo.

Explicó cómo llega el suministro de electricidad a las casas y que para ello se tiene que hablar de especialidades en la generación, en la transmisión, en la subtransmisión, en la red de distribución de media tensión y hasta lo que es la red de baja tensión o ya el consumo.

Se refirió a los tres ejes estratégicos, los requisitos de operación, las especificaciones técnicas y los productos eléctricos es lo que fundamenta el concepto de las NOM. Las Normas Oficiales son regulaciones técnicas de carácter obligatorio y tienen por objetivo el regular tanto los productos, como los procesos o los servicios cuando éstos pueden constituir un riesgo para las personas, animales y vegetales, así como el medio ambiente.

Confirmó que en el sector eléctrico existen 34 NOM orientadas para regular productos y servicios. Hay 237 Normas Mexicanas referidas a la NOM063 para regular los diferentes conductores eléctricos relacionados.

En el caso de conductores eléctricos está la NOM-063-SCFI-2001 que es la vigente, esta norma se refiere a establecer todos los requisitos de seguridad de los conductores eléctricos.

En el caso de los conductores con aislamiento termoplástico hasta 600 V que son lo que se utilizan en la cuestión residencial están regulados por NMX-J-010-ANCE-2018 aquí se especifican las características y el diseño del producto.

Otra de las NOM que se refiere a los servicios es la instalación eléctrica que también está regulado, en este caso es la NOM-001-SEDE-2012 y se refiere a cómo se deben utilizar los productos normalizados dentro de un sistema o instalación eléctrica.

Respecto a los factores de riesgo de cables, el ingeniero Márquez Soriano indicó que hoy existe un factor de riesgo importante en la interpretación de las Normas Oficiales Mexicanas y de ciertos productos que por ser baratos simulan un cable tipo THW. Dijo que los productos que actualmente se están vendiendo son conductores CCA que están forrados con un aislamiento termoplástico sin grabado porque no cumple con la NOM.

En el momento en que se está grabando el producto como THW estamos hablando de un producto normalizado y que está incluido en la normativa mexicana, de acuerdo con la NOM 063. El hecho de que se cambie un elemento del diseño del producto no implica que el producto cambie”.

Por lo anterior destacó que la normativa aplicable para identificar los riesgos en una instalación eléctrica segura:

  • Identificar el uso destinado del producto a un tipo de instalación eléctrica
  • Pedir el certificado NOM, verificarlo con un certificado ANCE
  • Verificar la instalación eléctrica de acuerdo con el servicio de instalación, aquí entra la NOM-001-SEDE-2012
  • El cable CCA pone en riesgo a toda la instalación eléctrica

En cuanto a las responsabilidades de riesgo en un siniestro, externó que, al no tener el producto un certificado NOM estrictamente se está hablando de un producto pirata, y por tanto al fabricante también se le llama fabricante pirata.

Sí este fabricante pirata convence al distribuidor acerca del producto, el comerciante también se va a volver en comerciante pirata, a pesar del prestigio que pudiera ganar en el mercado. Si ese comerciante recomienda el producto pirata, la gente tomará las decisiones de sus proyectos aún sin conocer el riesgo en el que se está incurriendo. Aquí entra las unidades de verificación para proyectos grandes, aquí se puede cortar la cadena de suministro de dicho producto pirata.

Por tal sentido, se concluye que la desinformación puede dejarnos vulnerables ante una situación de emergencia y poner en riesgo la integridad de nuestra familia y nuestro patrimonio. Y quizá en la cadena, nadie estaba actuando de mala fe, a lo mejor el único que actuó mal fue el fabricante.

La realidad es que hay una responsabilidad penal para el que fabrica, para el que comercializa, para el que especifica y en caso de que una unidad de verificación se le llegara a pasar o llegara a autorizar un proyecto grande, también hay responsabilidad penal porque el producto está fuera de norma.

Publicado en Revista Caname

21 de septiembre de 2021

Patricia Fonseca. Edición de Información

@PatyFonsecaM

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.