IP incumple Código de Red y no es propositiva en modernización del SEN

Las empresas del sector privado incumplen con el Código de Red (CR) y además fallaron en ofrecer mecanismos para mejorar la calidad de la energía en el país; concluyeron expertos en la materia durante el webinar ‘Políticas Públicas del sector energético en México’, presentado por la plataforma Difundiendo Energía.

“La industria ha descuidado el cumplimiento del Código de Red. Nuestra red no es estable, pero no todo es culpa de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Nuestras empresas que no cumplen Código de Red y las centrales intermitentes (aunque hay honrosas excepciones) tampoco están a la altura de la tecnología. Si realmente el sector empresarial no ha implementado el CR, pues vamos a tener problemas de calidad de la energía”, señaló Hans Kohlsdorf, socio fundador de Energy to Market, E2M.

De acuerdo con Hans, el CR definido en 2016 es obsoleto, puesto que en cinco años no se ha reforzado esta normativa que ciertamente hoy no es exigente, y que sí tiene un impacto sobre la estabilidad de las redes.

“Las conexiones de centrales y de industrias como las tenemos en México, serían ilegales en Europa. Nadie podría conectar tanto panel solar en su techo con el requisito técnico mínimo que se pide en México”, advirtió.

En palabras de Hans Kohlsdorf, el sector privado no se ha modernizado tecnológicamente. Puesto que, al no exigir tecnología de punta en las políticas, esta no se instala; por ende, no hay mercado y las fábricas de inversores inteligentes, (como de baterías) no se quedan en México, dado que se mantienen estándares tecnológicos muy bajos.

“Lo que nosotros decimos y peleamos tiene un impacto como sector privado en el desarrollo industrial del país. El problema de la estabilidad de la red es uno serio en México, y el sector privado tiene que participar en el arreglo”, comentó Hans Kohlsdorf.

Sistema de transmisión ineficaz

Durante su participación, Santiago Barcón, CEO de Baorgg y de PQBarcon, destacó la importancia de contar con un sistema robusto de transmisión y distribución; utilizando una analogía donde se ejemplifica la operación de un sistema eléctrico de potencia con una bicicleta tándem.

“Al final el Código de Red se paga, porque estás vigilando todos los parámetros eléctricos. Me parece inclusive una falta de responsabilidad social de los empresarios en no cumplir con el Código de Red… es una necedad el no entrarle a esto y todo por ahorrar dinero”, destacó durante su ponencia.

Asimismo, señaló que la red de transmisión que se tiene hoy es prácticamente la misma desde 2010, aludiendo a que no se ha hecho una modernización oportuna. Por tanto, mientras no crezca la red de transmisión se dificultará seguir inyectando energía renovable, situación que empieza a causar problemas en falta de disponibilidad de energía.

En este sentido, destacó que la reforma a la LIE permitirá finalmente a los privados entrar directamente en la transmisión del Sistema Eléctrico Nacional (SEN), escenario positivo que se emana en esta nueva modificación; aunque no significa que esté 100% de acuerdo con toda la propuesta.

Análisis de la reforma a la LIE

Con respecto a la propuesta de modificación a la Ley de la Industria Eléctrica, Hans señaló que, para realmente fortalecer a la CFE, más que jerarquizar el despacho de las plantas de generación, se debe cobrar un precio justo por la red que ofrece el respaldo.

“Esas frases banales de que Alemania tiene más (renovables) que nosotros y que no se le caen las redes, que a todas luces es una falacia, una mentira… pero que suena bonito porque es una frase corta que todo el mundo puede recordar… Hoy si tengo una nave industrial o un panel solar en casa, una conexión chafita, barata, de una cuenta de 5 mil pesos al mes, esta baja a 60 pesos… ¿60 pesos por tener el respaldo del sistema eléctrico mexicano es un precio justo?”

De acuerdo con Hans, el sector privado falló en no proponer un mecanismo que hubiere sido benigno y correcto para los derechos ya adquiridos y hacer una transición ordenada.

“Las propuestas del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) no me gusta ninguna, no hay ninguna que modernice al país, no hay nada… díganme una cosa que estemos proponiendo en el sector privado que beneficie el futuro tecnológico de México… nada”, sentenció el socio fundador de E2M.

Al respecto, Santiago Barcón apuntó que la reforma a la LIE sí presenta buenas opciones de modernización; acotando de igual manera en los argumentos de sus detractores, que comparan la tendencia mundial de la energía renovable con la realidad de México.

“La reforma tiene cosas muy buenas, ¿cuántas veces se han cambiado las reformas en los demás países? Cada vez que me salen con que en Alemania se despachan el 60%, y en Uruguay el 40%… comparar las infraestructuras me parece de una suavidad mental… no podemos seguir en ese tipo de diálogo, es desgastante y no construye nada”.

Cancelación de las subastas dinamizó el MEM

Por otro lado, Hans Kohlsdorf también comentó que la dinámica en el mercado eléctrico entre privados ha explotado desde que se acabaron las subastas; puesto que ahora hay oferta y competencia en el sector privado en favor de los industriales.

“Se acabaron las subastas, ¿qué ha pasado con la oferta y la demanda entre privados? Se ha vuelto un mercado dinámico. Ha impulsado y desarrollado el Mercado Eléctrico Mayorista (MEM); de pronto hay generadores que les interesa hoy lo que el industrial quiere y cómo lo quiere… Muy lindo que la CFE haya comprado barato, pero yo no veo a la competencia haciéndolo”, declaró.

 

Fuente: energiahoy.com

Publicado en Revista Caname Digital

02 de marzo de 2021

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.