Transición energética México, con una emisión de 1.2%, ha asumido su tarea de contribuir a la mitigación del cambio climático global

El compromiso y reconocimiento del gobierno federal sobre la urgencia de llevar a cabo la transición energética está plasmada en la iniciativa de reforma constitucional enviada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, donde plantea la necesidad de contribuir a la mitigación del cambio climático.

A pesar de que las principales potencias económicas como China, Estados Unidos, la Comunidad Europea, India y Rusia emiten en conjunto 59.9% de gases efecto invernadero y cuyas decisiones definen el rumbo del Acuerdo de París; México, con una emisión de únicamente 1.2%, ha asumido de manera responsable y comprometida su tarea de contribuir a la mitigación del cambio climático global. Para ello ha concebido a la transición energética como política del Estado mexicano, al elevarla a rango constitucional, proponiendo una adición al Artículo 27 Constitucional.

En el agregado a la Carta Magna, se estable que el “Estado queda a cargo de la transición energética y utilizará de manera sustentable todas las fuentes de energía de las que dispone la nación, con la finalidad de reducir las emisiones de gases y componentes de efecto invernadero para lo que establecerá las políticas científicas, tecnológicas e industriales necesarias para esta transición, impulsadas por el financiamiento y demanda nacional como palancas de desarrollo.”

La CFE estará a cargo de la ejecución de la transición energética en materia de electricidad, y tendrá como responsabilidad mantener los márgenes establecidos en los compromisos internacionales de lograr 35% para 2024. Para ello, continuará impulsando la generación distribuida en hogares, escuelas, edificios, pozos de riego y núcleos rurales; es decir, los paneles solares instalados en sus techos continuarán como hasta hoy, por lo que no se verán afectados por la cancelación de los permisos de generación eléctrica y del contrato de interconexión.

Además, la CFE llevará a cabo la renovación de maquinaria y equipo de 14 hidroeléctricas, y construirá un parque fotovoltaico gran magnitud en Puerto Peñasco, Sonora, con una capacidad de 1,000 megavatios (MW).

El esfuerzo y la labor de la CFE en materia ambiental la podemos sintetizar y dimensionar a través de dos variables: sus centrales generan poco más de 50% de energías limpias del país, y cuenta con tres plantas que consumen carbón, dos en Coahuila y una en Guerrero; mientras que países como la India, generan 73.2% de su electricidad utilizando carbón, China, 66.1%, Alemania, 31.8%, EU, 24.5% y Rusia, 15.8%; y se construyen 193 carboeléctricas, principalmente en China, India, Indonesia, Japón y Vietnam.

A pesar de lo anterior, la CFE fue excluida de los Certificados de Energías Limpias, por lo que está obligada para cumplir con el requisito, comprarlos a otros generadores privados de energías limpias, erogando innecesariamente más de 6 mil mdp; por lo tanto, la reforma constitucional cancela dichos certificados.

Fuente: Manuel Rodríguez González. Diputado federal y presidente de la Comisión de Energía

@manuel_rdgn

Publicado en Revista CANAME

22 de noviembre de 2021

Órgano de Difusión de la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas

DEJA UN COMENTARIO

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar