Simposium Internacional de la Energía 2021: retos y oportunidades para las manufacturas eléctricas

En su edición digital se llevó a cabo el Simposium Internacional de la Energía 2021, “El punto de encuentro de los líderes del sector eléctrico”, organizado por la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas (CANAME). El ingeniero Hugo Gómez Sierra, Presidente de la Cámara, dio el mensaje de bienvenida al SIEC 2021, donde agradeció la presencia de los ponentes de talla nacional e internacional y aprovechó la oportunidad de refrendar su compromiso por sumar esfuerzos que garanticen el desarrollo y modernización del sistema eléctrico nacional.

Subrayó que este año la CANAME cumple 65 años al servicio del sector eléctrico mexicano, por ello, envió un saludo a expresidentes de la Cámara. Así mismo, agradeció la presencia de los presidentes y directores ejecutivos de las empresas afiliadas presentes en el evento. “Hoy tenemos la oportunidad de reactivar  los  motores de la economía, a través de fortalecer el mercado  interno,  con  la  ejecución de la obra pública, privilegiando la participación  de  la  industria  nacional y acelerando los proyectos de infraestructura eléctrica,  propiciando con ello la generación de empleos y el fortalecimiento del sistema eléctrico nacional y de nuestras empresas”.

Reconoció el esfuerzo de la Secretaría de Economía y la Comisión Federal de Electricidad por establecer un porcentaje de contenido nacional mínimo del 12% para los seis proyectos de inversión en centrales de ciclo  combinado,  anunciados por el Gobierno Federal. “Sin duda contribuyen a fortalecer la industria nacional,  será  muy  importante definir  los  mecanismos  de  medición y seguimiento para alcanzar esos porcentajes y superarlos. Propiciar un ambiente de negocio donde reine el Estado de derecho, que favorezca el fortalecimiento de la infraestructura que demanda el sistema eléctrico nacional, de energéticos competitivos y de apoyo a las PyMes”.

Aseveró que se debe defender y vigilar al mercado interno con el apoyo de comerciantes, comercializadores, de la Entidad Mexicana de Acreditación, los organismos   de   evaluación   de la conformidad, los organismos nacionales de estandarización y las instituciones y autoridades de los órdenes de gobierno que participan en el Sistema Nacional de Metrología, Normalización y Evaluación de la Conformidad (SISMENEC).

Hugo Gómez enfatizó que es vital para el fortalecimiento de una economía abierta, como la de México, el que las Normas Oficiales Mexicanas y los estándares, incluyendo la verificación y procedimientos de evaluación de la conformidad, se observen en todos los productos que se manufacturen, comercialicen o importen en el país.

Comentó que a lo largo de estos 65 años de vida institucional, los fabricantes de manufacturas eléctricas han trabajado para fortalecer el mercado nacional y que  “más del 90% de las adquisiciones de   manufacturas   eléctricas    que realiza la CFE corresponde a bienes nacionales  manufacturados   por empresas de esta  Cámara”.  Reiteró que apoyan y promueven activamente la elaboración de especificaciones técnicas, normas y estándares.

Agregó que las manufacturas eléctricas son un pilar para el desarrollo nacional y que cuatro razones lo sustentan: la amplia base de proveedores; la generación de un alto valor agregado en sus procesos y servicios; un efecto multiplicador en otras industrias de gran importancia para el país; y la generación de más de 200 mil empleos directos.

Por su parte, el Dr. Yinbiao Shu, Presidente de la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC), externó su agradecimiento por la invitación al SIEC 2021 y a la CANAME por ser el pilar de las manufacturas eléctricas en México. Indicó que la industria mexicana siempre se ha destacado por su capacidad de atender al mercado y que es fundamental para la productividad de la eficiencia energética.

Desde Ginebra, Suiza, Philippe Metzger, Secretario General de la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC), manifestó su agradecimiento por estar presente en el evento y felicitó a la CANAME y a su Presidente Hugo Gómez, por su 65 aniversario. Resaltó la importancia de la norma internacional adoptada por la mayoría de los países del mundo y que permite el comercio más allá de las fronteras, agregó que la certificación es para garantizar que los dispositivos sean seguros y funcionen adecuadamente, además de que ayuden a proteger a los ciudadanos y al medio ambiente. Se congratuló porque las nuevas generaciones muestran interés por la digitalización.

Expresó que los estándares internacionales representan una herramienta esencial para que México desarrolle aún más la electrotécnica local y se relacione al comercio internacional aumentando aún más su participación en la estandarización. Refirió que la IEC está actualmente involucrada en varios proyectos y procesos verdaderamente transformadores para garantizar su continuo y enorme sistema de gobernanza.

En tanto, José Antonio Abugaber Andonie, Secretario de la Mesa Directiva de CONCAMIN, en representación de su Presidente, Francisco Cervantes Díaz, señaló que la emergencia sanitaria que prevalece a nivel mundial ha generado condiciones que obligan a adaptarnos a los nuevos retos para lograr una sana reactivación económica. Por ello, consideró que la industria eléctrica requiere más que nunca soluciones que privilegien el desarrollo tecnológico y la innovación. Enfatizó que según un estudio de la OCDE, cerca del 60% de las PyMes incrementaron durante la pandemia el uso de las tecnologías digitales, por ello se debe seguir contribuyendo a lo que ya es una realidad: la Industria

4.0. “Para lograrlo se necesita mayor capacidad de  suministro  en  toda la República y es ahí donde las manufacturas eléctricas tienen una importante labor. Es necesario impulsar la modernización del sector eléctrico, contemplando las activaciones de generación, transmisión, distribución y comercialización de la energía eléctrica”.

 Puntualizó que para lo que resta de 2021 es importante que se continúe con un diálogo constructivo e innovador sobre las oportunidades conjuntas como lo es la fabricación de los equipos necesarios para la infraestructura que requiere la red eléctrica. “Nunca había sido tan necesaria la implementación del modelo triple hélice donde gobierno, empresarios y academia trabajemos conjuntamente por el bien de México”.

Sergio Saldaña Zorrilla, responsable de la Subsecretaría de Electricidad de la Secretaría de Energía, resaltó la importancia de colaboración entre el gobierno y el sector privado en la industria eléctrica, que actualmente enfrenta enormes retos, sobre todo por la inquietud de ciertos cambios en la conducción de la política energética, cambios que eran necesarios, indicó.

Expresó que el actual es un gobierno que obedece a un mandato ciudadano y no puede dar marcha atrás de la constitución del interés público. “El fino arte de balancear el interés público con los intereses privados no es una tarea fácil, y se tiene que hacer, no se puede favorecer a pequeños grupos en detrimento de las mayorías y tampoco se puede favorecer a las mayorías en detrimento de ciertos grupos”.

 A su vez, Jesús Cantú, titular de la Unidad de Normatividad, Competitividad y Competencia de la Secretaría de Economía, en representación de la Secretaria Tatiana Clouthier, reiteró la importancia y trascendencia del sector eléctrico en el desarrollo económico, reconoció que éste es indispensable para lograr primero la reactivación económica y en un segundo momento, en el mediano y en el largo plazo, el crecimiento y el bienestar que se desea conseguir para México.

Secundó el mensaje del Presidente de CANAME respecto a la disposición de impulsar el contenido nacional en la construcción de las plantas de ciclo combinado de la Comisión Federal de Electricidad, e indicó que se logró introducir gracias a las autoridades una cláusula que establece que el porcentaje del contenido nacional será un criterio de desempate en el que varios de los postulantes presenten ofertas similares. “Creemos que esta cláusula, que no tiene precedente en este tipo de convocatorias, puede transformar  y  ayudar  a impulsar  y  detonar  el  desarrollo  del  sector  eléctrico  y  esperamos  trabajar  más en ello”.

 Por otra parte resaltó que las normas se deben estar actualizando permanentemente, más allá de la disposición ya establecida en la Ley de Infraestructura de la Calidad que señala que deben actualizarse cada cinco años, sobre todo por el avance que se está dando en diversos ámbitos, lo que obliga a buscar que las normas respondan y logren su cometido: impulsar el desarrollo de los sectores productivos y empoderar y proteger a personas y comunidades.

“Las normas obligarán también y serán un incentivo más para impulsar la innovación y la transformación de los mismos sectores y aquí es donde se hace indispensable la triple hélice”.

César Hernández Ochoa, ex Subsecretario de Electricidad en SENER, ex Comisionado de CONAMER y socio fundador de Publius Consultores, fue el responsable de presentar esta conferencia, manifestó su optimismo tanto en el futuro de la industria eléctrica como en el de las energías renovables en nuestro país y en el mundo. En el tema de la Reforma y lo que él llama la contra-reforma, comentó que la apertura del sector eléctrico mexicano, un modelo de participación pública y privada, lleva al menos 30 años de existir desde la reforma de la Ley de Servicio Público de Energía Eléctrica, a principios de los 90´s y hasta este 2021, proceso que no ha estado exento de tensiones pero que ha sido dependiente de un gran impulso de la Comisión Federal de   Electricidad,   combinado   con una amplia y diversificada gama de jugadores privados, que son junto con la CFE una industria muy vibrante.

Mencionó que la industria eléctrica mexicana en los próximos años tendrá una dinámica muy marcada por su pertenencia a Norteamérica, “seremos uno  de  los   grandes   beneficiarios   de la nueva política industrial de EUA, derivado del hecho de que México, con su pertenencia al T-MEC, es uno de los dos países junto con Canadá que han logrado tener acceso preferencial al mercado  norteamericano”.  Asimismo el hecho de que el proyecto de recuperación económica de Estados Unidos se base en una política industrial  de  atraer   manufactura de diferentes partes a la región norteamericana, también favorecerá a la industria de las manufacturas eléctricas mexicanas.

Finalmente mencionó los diversos impactos que ha traído la pandemia más allá de las consecuencias negativas, pero destacó dos puntos en los que especialmente ha ayudado a tomar conciencia: la importancia de ir migrando hacia las energías renovables y la de atender el cambio climático y cuidar el medio ambiente.

Resaltó el papel que CFE va a jugar en el futuro de la industria eléctrica mexicana y de la energía limpia en México, que ha sido muy importante en el pasado reciente y lo está volviendo a ser con las nuevas licitaciones y proyectos que se han anunciado y que significan un regreso de la Comisión como uno de los impulsores más fuertes en el desarrollo de la energía limpia, que incluyen el proyecto solar anunciado en Sonora, los proyectos de los procesos de transmisión y los solares para el Tren Maya, entre otros, con ello CFE va a seguir siendo la empresa más importante de México en el sector eléctrico y una de las 10 más importantes del mundo. Subrayó que la transición energética será un factor que guiará todo lo que va a pasar en el mundo y donde México no puede quedarse de lado, de hecho será uno de los actores principales que impulsen este proceso en Norteamérica.

En el tema de reforma y contra-reforma, Hernández Ochoa hizo referencia al modelo de la organización industrial del sector eléctrico mexicano, “en los últimos  30  años  ha  sido  un  modelo  de  participación  público  y  privado  donde la apertura  y  la  participación  privada  son  clave,  la  industria  nacional  eléctrica  y la CFE se basaron en un modelo francés que derivó en la creación de una gran industria”. Agregó que a principios de los 90´s, como muchos otros países del mundo, nuestro país comenzó a darle entrada a los productores independientes de energía, movimiento que respondía a un tema estructural que tiene que ver con reducir los costos de la energía y permitir la adopción de nuevos modelos tecnológicos que representarían la punta de lanza de lo que sería el sector.

Subrayó que con la firma del TLC se dio una apertura y entraron recursos y tecnología privados, así como habilidades provenientes de varias partes del mundo, con lo que se fortaleció la  industria de manufacturas eléctricas y resultaron inversiones de decenas de miles de millones de dólares, aunado a la incorporación en los tratados y acuerdos de protección y promoción recíproca de inversiones que comenzó a firmar México, además, la apertura del sector eléctrico se codifica en esos tratados, incluido el anexo a la Reforma que se da en 1992, que permite los productores independientes de energía. Indicó que es una inversión que fluye en un marco de seguridad jurídica que le da el hecho de que en ese sector se respetan las reglas y los contratos,

“la CFE es una contraparte confiable para inversionistas  privados  y sus calificaciones crediticias son inmejorables”.

Comentó sobre una serie de controversias con respecto a la validez de algunas normas con las que se había desarrollado el sector eléctrico y que han dado lugar a amparos y procedimientos judiciales, donde se busca llegar a un acuerdo entre las nuevas reformas y lo que marca el régimen jurídico anterior, “el sistema judicial mexicano ha sido garante de la estabilidad de las reglas y se pretende que ese marco de normas sea vigente y se respete, así como la posibilidad de presentar una reforma para introducir algunas de las nuevas  reglas  en  el texto constitucional”. Dijo que en Estados Unidos ha habido un número creciente de manifestaciones de preocupación por el sector energético y la validez de las reglas, pero siempre que hay cambios es normal que se presenten mecanismos para defender las reglas que estaban, consideró que habrá un período de amparos hasta mediados de 2023, pero que a finales del 2024 habrá definiciones sobre el marco regulatorio.

Referente a las necesidades y oportunidades de la industria eléctrica mexicana, dijo que el cambio en los siguientes años tendrá un elemento que tiene que ver con la región norteamericana, que es la nueva política de estímulos para el desarrollo de infraestructura de energías limpias que está impulsando el gobierno de Estados Unidos, la cual es parte de un reacomodo geopolítico a nivel internacional, que tiene que ver con que China se ha posicionado como líder del sector eléctrico a nivel mundial, lo que ha provocado una reacción en EUA, que no se resigna a perder ese liderazgo Hernández Ochoa citó el artículo “Hay una lógica de la nueva política industrial” de la Universidad de Stanford, que señala que la política industrial de Estados Unidos pretende regresar a Norteamérica la manufactura de alta tecnología, área donde tuvo liderazgo y lo quiere recuperar a través de nuevas políticas, y consideró que esa política industrial beneficiará a México, porque el lugar ideal para las instalaciones y las destrezas desarrolladas, el destino natural será nuestro país, plantas manufactureras que tendrán que aprovisionarse con energía limpia. Mencionó que otro elemento que está jugando un papel importante son los impuestos fronterizos de ajuste, los llamados border adjusted taxes, que tratan que los productos fabricados con energía sucia entren al mercado norteamericano o europeo pagando un costo.

Destacó que la Comisión Federal de Electricidad es la mayor empresa en términos del  sector  eléctrico  “es nuestro campeón nacional, lo más cercano a una empresa pública de clase mundial  que  México  ha  tenido  y  que  nos  debe hacer sentir orgullosos, está en  todo  el  país,  funciona  muy  bien  y  tiene  varios retos importantes que hará realidad en los siguientes años”. Asimismo, expuso algunos proyectos anunciados por la CFE como parte de su plan de negocios, como son seis ciclos combinados y varias centrales de turbo gas, proyectos que van a operar con reglas de contenido nacional deseablemente de 12% y que involucran 4.5 billones de dólares. Y para este 2021 se han anunciado proyectos de generación limpia, de potenciación y de hidroeléctricas, por lo que consideró que existen muchas oportunidades para realizar inversiones eficientes.

Enfatizó que CFE ha iniciado un giro hacia la generación limpia, a reforzar la trasmisión, a hacer inversiones para evitar apagones, dar confiabilidad a la red y conectar a muchos proyectos privados renovables, lo que ha fortalecido las características del sistema y su perfil hacia el futuro. Aseguró que una parte esencial para la Comisión es volverse una gran empresa de energía y hay elementos para lograrlo como el proyecto de gasoductos, que confirman que es otra vez un jugador protagónico como lo había sido toda su vida y que impulsa muchos procesos líderes en el país. “CFE ha mostrado ser responsable y contar con el respaldo  del  gobierno  mexicano,  es  una  empresa  que  da  confianza  a todos los que se relacionan con ella”.

 Concluyó que hay temas que deben tenerse en mente como grandes retos de la CFE para los próximos años, entre ellos la transición energética, que representa una gran oportunidad para comenzar a descarbonizar la economía, que en el caso mexicano el sector de energía es esencial para reducir emisiones. “El futuro será próspero y tendrá una mezcla de inversión pública y privada”.

Añadió que esta ley también establece mecanismos de coordinación entre diferentes sectores, principalmente entre el sector público, por medio de los tres órdenes de gobierno, que colaboran a través de convenios para buscar el cumplimiento de las Normas Oficiales Mexicanas. Resaltó que entre los objetivos de esta ley está buscar la creación de mayor infraestructura para la evaluación de la conformidad y la vigilancia del mercado, “si no trabajamos en que las NOMs se cumplan y que las autoridades vigilen que así sea, no estaremos logrando los objetivos que la propia ley enarbola”.

 Un punto fundamental de este esquema es el concepto de vigilancia del mercado, hoy la Ley de Infraestructura de la Calidad, a diferencia de lo que era la Ley de Metrología, hace una división clara entre lo que es la vigilancia del mercado de la verificación, lo que permite que las autoridades lleven a cabo la tarea de la vigilancia del mercado, tarea que tradicionalmente se ha desplegado en entidades públicas como Profeco, la Profepa o Cofepris, sin embargo hoy la ley establece que estos trabajos de verificación deben llevarse a cabo por todas las autoridades normalizadoras.

Consideró fundamental la vigilancia de los organismos de evaluación de la conformidad y de las entidades de acreditación, en donde las autoridades normalizadoras vigilen que todos los sujetos involucrados en la infraestructura de evaluación de la conformidad cumplan con la ley, a través de una vigilancia permanente y de los mecanismos que la propia ley establece en beneficio de las autoridades, a efecto de que las normas se cumplan por medio de la observancia de los principios de transparencia, integridad, calidad, mejores prácticas internacionales, sostenibilidad e inclusión.

Subrayó la importancia de las actividades que la Secretaría de Economía ha promovido para lograr el cumplimiento de las normas y garantizar que éstas tengan una observancia efectiva y enfatizó que han emprendido una coordinación con las autoridades aduaneras para que los productos que ingresen a territorio nacional y estén asociados al cumplimiento de una Norma Oficial Mexicana demuestren, en el punto de entrada al país, que la norma queda cumplida, “esta tarea que hemos implementado y que hoy se observa de manera absoluta, era uno de los grandes retos porque durante años se eludió mediante la emisión de cartas por parte de los importadores, en donde manifestaban que los productos iban a ser para consumo personal, lo que ha quedado eliminado a través de la exigencia del cumplimiento de la NOM».

Guati Rojo manifestó que se ha trabajado de manera conjunta con diferentes entidades como la Profeco y la Cofepris, firmando convenios interinstitucionales para lograr mayor eficiencia en el cumplimiento de las normas, generando programas de vigilancia del mercado y buscando que los destinatarios presenten programas de cumplimiento, así como convenios de coordinación con las autoridades locales y municipales. Agregó que la recepción de quejas e inconformidades ha sido una constante, en donde particulares han manifestado preocupaciones en el sentido de incumplimiento de la ley, en cuyo caso inician procedimientos para establecer si existen conductas que deban ser sancionadas. Se tiene también comunicación permanente con las autoridades del sector privado para conocer cuáles son los puntos de incidencia y actuar de manera más ágil.

Dijo que la seguridad es algo trascendente, por lo quetodos debemos estar inmersos en su cumplimiento y

en su observancia, e hizo un llamado a las autoridades normalizadoras para que vigilen el cumplimiento de las normas, verifiquen que los productos cumplen con éstas e invitó a los importadores para que sus productos sean acordes con el régimen existente y las disposiciones técnicas que los rigen, finalmente llamó a los consumidores a adquirir una cultura del cumplimiento mediante la exigencia de que los productos que adquieran cumplan con la norma y si no es así, acudan a las autoridades para denunciar y poder corregir la situación.

El segundo expositor fue Enrique Gutiérrez, Subdirector de Promoción de la Normatividad en Seguridad y Salud en el Trabajo, de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, quien destacó la importancia del desarrollo del ámbito normativo para saber qué se puede exigir a las autoridades desde el punto de vista de los consumidores. Recordó que todo lo que hacemos se rige a través de normas, de ahí la relevancia de su cumplimiento y añadió que es importante la elaboración del marco normativo en materia de seguridad y salud en el trabajo, para sustentar el objetivo que marca la Ley Federal de Infraestructura de la Calidad, y que la Secretaría del Trabajo se encarga de vigilar el cumplimiento de lo que establecen las NOMs, así como sancionar a aquellas empresas que no cumplen, gracias a lo cual existen centros de trabajo seguros y saludables.

Subrayó que la Ley de Infraestructura de la Calidad brinda la oportunidad de hacer un proceso de normalización más libre de acción, pero sustentado en reglas establecidas en un ordenamiento jurídico y a través de los comités consultivos nacionales de normalización lograrse de manera expedita y convincente. La evaluación de la conformidad permite un desarrollo claro y transparente para que no solamente sepamos qué dice la norma, sino también cuáles son las oportunidades para darle cumplimiento.

Enrique Gutiérrez indicó que para la STyPS, el Comité Consultivo, como órgano colegiado, tiene una actuación equilibrada, toda vez que el gobierno participa en la elaboración, revisión y actualización de las normas en materia de seguridad y salud en el trabajo, pero también se cuenta con la participación de representantes de organizaciones patronales y de trabajadores, y de las secretarías de Gobernación, Medio Ambiente, Energía y Economía, quienes en conjunto con las confederaciones, representantes de los sectores y la academia, elaboran la actualización de acuerdo a los avances tecnológicos y las condiciones previstas en la legislación en la materia.

Detalló que el Comité Consultivo Nacional de Normalización de Seguridad y Salud en el Trabajo desarrolla sus actividades de manera dinámica, elabora programas, desarrolla temas que son incorporados al Programa Nacional de la Infraestructura de la Calidad; revisa anteproyectos, los aprueba y los turna al área jurídica; revisa y en su caso aprueba las normas definitivas junto con sus correspondientes análisis de impacto regulatorio; y aprueba la publicación de las normas en su versión definitiva.

Consideró que hay temas que deben actualizarse y otros que por ley deben incluirse en materia de seguridad y salud en el trabajo, e indicó que para prevenir y erradicar accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, existen NOMs que refieren como obligación del patrón contar con disposiciones claras en cuanto a la revisión sistemática de las instalaciones eléctricas, así como cuestiones de seguridad para dispositivos de equipo y maquinaria eléctrica. Informó que existen elementos de las instalaciones eléctricas que deben visualizarse, además de poder hacer denuncias y contar con información veraz de la normatividad que se pueda consultar y utilizar para evidenciar a los que no cumplen y proteger a los afectados.

Externó que en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social elaboran Normas Oficiales Mexicanas como autoridad normalizadora en materia de salud y seguridad en el trabajo, cuentan con un cuerpo inspectivo que comprueba que las normas se cumplan y se tiene un mecanismo de denuncia interno diseñado para toda la población, a quien invitó a utilizarlo y a confiar en las autoridades normalizadoras.

El tercer ponente fue Daniel Fernando Ramiro Reyes, Subdirector de Normatividad y Control de la Actividad Inspectiva de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, quien consideró que no tenemos una cultura de la denuncia y que el Simposium es una de las herramientas más importantes para mejorar no sólo en la parte de verificación, fiscalización e inspección, sino también del propio cumplimiento, así como para mejorar los sistemas de calidad en los servicios de las empresas, como el caso del Programa Casa Segura.

Indicó que son el área de inspección, vigilan el cumplimiento y para hacerlo hay un marco normativo, refirió que desde la Constitución hasta las Normas Oficiales Mexicanas se debe cumplir cada uno de los conceptos y donde está fundamentada la visita y las inspecciones de acuerdo al marco constitucional, que les permite hacer actos de molestia, “porque eso es la inspección, un acto de molestia”. Recordó que hay 44 Normas Oficiales Mexicanas en materia de seguridad y salud en el trabajo, además de otras materias como las condiciones generales de trabajo y la capacitación para los trabajadores.

Puntualizó que corresponde a la autoridad federal vigilar las actividades de la industria eléctrica e informó que son 22 ramas industriales y de servicios las que les corresponden a las autoridades federales la aplicación de las normas y para poder hacerlo se necesita la participación no sólo de las autoridades, también de patrones y trabajadores. Indicó que de acuerdo al Instituto Mexicano del Seguro Social, solamente en materia federal se tiene más de un millón de centros de trabajo que se deben vigilar, lo cual llevaría varios años si no se contara con la participación de organismos externos como los de evaluación de la conformidad, unidades de inspección, laboratorios de prueba y organismos de certificación, que ayudan en esta tarea. “Otra parte importante se refiere a generar una cultura de prevención y de denuncia, estos son  los  desafíos  que  tenemos  las  autoridades  y  el  resultado  seguramente serán mejores productos y servicios”.

 El Subdirector de Normatividad explicó que la estrategia de la inspección es aterrizar, focalizar y humanizar y puede ser ordinaria, extraordinaria o de asesoría y asistencia técnica; o bien por materia: condiciones generales de trabajo o condiciones de seguridad, salud, capacitación y adiestramiento. La inspección ordinaria puede ser inicial, periódica y de comprobación, pero en caso de denuncia se tendría que llevar a cabo la inspección extraordinaria y se tendría que cumplir un proceso que incluye el levantamiento de los hechos en un acta y contar con la participación del patrón, el representante de los trabajadores y el de los sindicatos, así como testigos que darán fe de los hechos, para dar transparencia a las actuaciones de la autoridad.

Comentó que en relación a los riesgos de trabajo y prevención se tienen los siguientes retos: bajar la prima de riesgo en el IMSS; contar con el personal capacitado y calificado; generar una cultura de prevención en seguridad e higiene; adoptar mejores métodos de trabajo; brindar un centro de trabajo seguro; evitar rotación del personal; disminuir la prima de riesgo; menos incapacidades; y regresar a casa sano y salvo.

Destacó la Norma 29 sobre mantenimiento eléctrico y sobre cómo deben estar las instalaciones para evitar accidentes, porque, dijo, muchos incendios inician con un corto circuito, por tanto se verifica que cumplan en este tema. Añadió que los equipos básicos deberán seleccionarse de acuerdo con el puesto de trabajo y conforme a trabajos peligrosos por ejecutar como excavaciones, trabajos en altura, soldadura eléctrica, etcétera.

Aseguró que las autoridades normalizadoras están abiertas para que se hagan las denuncias y quejas, e invitó a todos los ciudadanos y usuarios a que éstas no sean nada más de los productos, sino que también se denuncie si algún funcionario tiene alguna desviación, y se comprometió a darles seguimiento y hacer lo posible por resolverlas. Hizo un exhorto para conformar esta nueva cultura de denuncia y de queja y que también sea el acicate para que las autoridades normalizadoras den cumplimiento a la normatividad

Edna Elena Vega Rangel, Directora General de la Comisión Nacional de Vivienda, indicó que desde el período de transición de esta Administración y durante 2019 se estuvo trabajando en la modificación de la Ley de Vivienda y que le corresponde a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano ser el organismo ejecutor de la política habitacional del país. Agregó que a partir de las modificaciones a la ley y en el marco del Programa Nacional de Vivienda, la CONAVI es la institución responsable de garantizar el derecho humano a la vivienda adecuada para la población de escasos recursos y que busca garantizar la participación de especialistas calificados en cada uno de los elementos que componen la vivienda, entre ellos el tema de la seguridad en las instalaciones eléctricas y la seguridad estructural.

 

Dijo que para CONAVI son fundamentales los componentes que tengan que ver con la seguridad en la vida de las personas, haciendo énfasis en el derecho a la vivienda adecuada, a partir de los distintos instrumentos internacionales como el Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Respecto al concepto de vivienda adecuada, dijo que la ONU destaca los siguientes elementos: seguridad estructural; seguridad de la propiedad; disponibilidad de servicios; garantizar que el gasto por la vivienda no rebase el 30% del ingreso familiar; accesibilidad, que se refiere a las condiciones particulares que requiere cada familia en condiciones de vulnerabilidad; y adecuación cultural, referente al uso de materiales de la región.

Enfatizó en la visión del derecho humano a la vivienda adecuada, porque es un objetivo del Gobierno de México y “tener esta perspectiva nos pone en un escenario donde la persona o la familia tienen que ser  el  centro  de  la  política pública, en este caso en materia de vivienda”. Indicó que la Comisión Nacional de Vivienda busca garantizar la seguridad en todo el sentido de la palabra y contar con un diseño participativo donde la familia o la persona beneficiaria debe llevar el control de lo que se hace.

Desatacó lo realizado en el país a través de tres programas en estos tres años:

Programa Nacional de Reconstrucción. Ha apoyado a 240 familias con acciones y una inversión de más de 19 mil millones de pesos, con 34,208 acciones en el primer año, 12,230 en el año 2020 y en 2021 se espera llegar a más de 6 mil acciones. Es decir, se está atendiendo a 52,572 familias y una inversión de más de 9 mil millones de pesos, son viviendas que fueron afectadas por los sismos de 2017 y de 2018 en el caso de Oaxaca.

Programa de Vivienda Social- Programa de Mejoramiento Urbano (PVS-PMU), con 74,889 acciones y una inversión de 5,575 millones de pesos.

Programa Emergente de Vivienda (PEV), que fue una instrucción presidencial del año pasado que consistió en un programa que atendiera al rezago en materia habitacional y al mismo tiempo contribuyera a la reactivación económica, en dos años se ha atendido a 112,953 familias y se ha hecho una inversión de 5,842 millones de pesos.

Vega Rangel señaló que el reto es continuar con estos programas enfocados a la población más vulnerable del país y añadió que en este marco, la CONAVI es el organismo encargado de la atención a la población que no es derechohabiente ni sujeta de crédito de otros programas, resaltó que se ha hecho un trabajo intenso con los desarrolladores, enfocándose en familias que no tienen acceso a los grandes desarrollos inmobiliarios.

Comentó que cerca del 95% de los subsidios que otorga la CONAVI son apoyos directos a las personas, en donde es el propio beneficiario quien lleva a cabo   la   construcción,   con la asesoría de asistencias técnicas se gestionan permisos y trámites y a través de operativos colectivos o individuales se toman las decisiones de materiales, así mismo se da una vigilancia permanente de supervisión de obra y lamentó que en algunos casos se haya tenido que llegar al tema de demanda cuando la obra no se realiza de acuerdo a la normatividad.

 

Consideró que el reto que   tienen los organismos involucrados en materia de vivienda es garantizar una participación más activa de los gobiernos estatales y municipales y una vinculación más estrecha respecto a la seguridad de las instalaciones, porque hay normatividad a nivel local. Concluyó que el objetivo común es proteger y garantizar la seguridad de las personas, ya sea en el campo laboral o en el de la vivienda y destacó que hay una gran oportunidad para establecer condiciones normativas más sólidas a través de una estrecha coordinación y comunicación con los actores involucrados.

Juan Ernesto Marín Ruiz, Director de Verificación y Defensa de Confianza de la PROFECO fue el encargado de cerrar este panel, señaló que la institución se regula por varias normas aplicables legales, primero por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; seguido de la Ley Federal de Protección al Consumidor y su Reglamento; la reciente Ley de Infraestructura de la Calidad; Reglamento de la Ley Federal sobre Metrología y Normalización; y las diversas Normas Oficiales Mexicanas, en este caso en materia de seguridad e información comercial.

Explicó que hay un capítulo en la Ley Federal de Protección al Consumidor que establece lo relativo a operaciones con inmuebles, en este caso los desarrolladores y comercializadores de vivienda deben cumplir con cierta normatividad, un tema importante es que deben contar con un contrato de adhesión registrado ante la institución, que servirá de garantía para que cuando el consumidor realice una transacción comercial del inmueble tenga la certeza de que la PROFECO revisó y autorizó ese contrato.

La Dirección General de Verificación y Defensa de la Confianza, que depende de la Subprocuraduría de Verificación, es el área que se encarga de registrar y atender todas las denuncias que se presentan por cualquier medio y que deben ser atendidas. Comentó que hoy día la PROFECO recibe muchas denuncias anónimas, que de igual manera deben atenderse, y consideró que hay un incremento en la cultura de la denuncia, en donde el año pasado se atendió un promedio de 18 mil denuncias, en lo que va del 2021 llevan 13 mil, y se prevé llegar arriba de las 22 mil denuncias”.

Marín Ruiz subrayó que las denuncias pueden presentarse por escrito, de manera verbal o vía telefónica, “el correo electrónico de denuncias es profeco@ denunciasprofeco.gob.mx y una vez que se registra la denuncia tenemos 10 días para atenderla y dar a conocer el resultado por medio de la plataforma”. Agregó que PROFECO tiene una institución operativa verificadora, a través de la cual lleva a cabo verificaciones a quienes administran, almacenan, distribuyen, transportan y expendan productos. “Hemos llevado a cabo verificaciones sobre el tema del cumplimiento a la norma de productos eléctricos y hemos tenido resultados favorables”.

 Indicó que la verificación puede ser a petición de parte, aunque también se pueden llevar a cabo verificaciones de oficio, actualmente hay una instrucción para atender mediante denuncia, para dar garantía al prestador de servicios de que hay un sustento por el cual se está emitiendo una verificación y que no es solamente a criterio de la autoridad, y evitar que se sientan perjudicados, amenazados o que se trate de alguna consigna en contra de algún establecimiento o prestador de servicios.

Al emitirse una orden de verificación fundada y motivada, el verificador acude al establecimiento y levanta un acta en presencia de la persona que atiende la visita, junto con dos testigos, para dar certidumbre de que lo que se está asentando en el acta sea legal, veraz y transparente, una vez que se da mantenimiento se cierra el expediente, en caso de un incumplimiento a la norma o a la ley se inicia un procedimiento administrativo que finalizará con una sanción económica y una medida precautoria. La finalidad es que en lo sucesivo el establecimiento o prestador de servicio evite seguir cometiendo esa misma violación e incumplimiento de la norma.

Aseveró que en la PROFECO están atentos para seguir atendiendo a los consumidores y exhortó a la población a que denuncie y presente sus quejas, dijo que es muy importante hacerlo cuando algo está mal, “todos somos consumidores y es importante conocer cuando se está incumpliendo o violentando una norma y hacerlo del conocimiento de la autoridad, lo que va a empoderar al consumidor, habrá una protección efectiva de sus derechos y con un consumo razonado, informado, sostenible y seguro, las cosas van a ir cambiando”.

Esta conferencia fue moderada por Ariadna Ramírez, Head Marketing Distribution Systems de Siemens, quien a manera de introducción enfatizó que el acceso a la electricidad puede cambiar el rumbo de una persona, de una industria e incluso de una nación y es lo que divide a los países desarrollados de los que están en vías de desarrollo, añadió que de acuerdo con la Agencia Internacional de Energía existen 850 millones de personas que no cuentan con ese acceso, por lo anterior, empresas como Siemens están trabajando para cerrar la brecha energética, al tiempo que se está haciendo la transición a un sistema energético con bajas emisiones de carbono, “la electricidad es   una   necesidad    humana    básica, es la columna vertebral de toda una economía y el mundo necesita un suministro de  energía  sostenible, asequible y fiable”.

 

Manifestó que en Siemens impulsan una transición energética hacia sistemas   energéticos   sostenibles y ecológicos y que las empresas globales tienen un papel importante para desempeñar en el tema de innovación,  pero  los  responsables y políticos también deben fomentar tanto ésta como las  inversiones para tener un futuro energético realmente sostenible. “La verdadera sostenibilidad equilibra tres pilares conjuntos:   economía,   medio   ambiente y sociedad”. Indicó que la Agencia Internacional de Energía señala que la participación de la energía renovable ha aumentado alrededor de un 26%, pero la realidad es que actualmente también se necesita de las energías combustibles (carbón, gas, petróleo, energía nuclear) para abastecer y satisfacer las necesidades mundiales de generación de energía.

El primer ponente fue Jaír Mexia, Director de Electrical Products Siemens México, Centroamérica y el Caribe, quien indicó que para el 2050 se estima que seremos alrededor de 9,700 millones de personas en el planeta y se pronostica que el calentamiento global alcanzará 1.5 grados centígrados más entre 2030-2050 y necesitaremos contar con un suministro de energía confiable que asegure el mantenimiento de la red eléctrica, por tanto, uno de los grandes retos es llevar la electricidad a zonas donde no se cuenta con un suministro de energía y mantener la seguridad de los usuarios, ya sea en la industria o en las residencias.

Consideró que es un trabajo en equipo, sobre todo para acelerar la transición energética, lo cual no será nada sencillo pero es importante lograrlo, ya que el 35% del consumo energético está relacionado con la industria. Comentó que para lograr que los sitios industriales puedan interactuar de mejor manera, Siemens ofrece soluciones de electrificación inteligente con un hardware relacionado, un software y servicios que respaldan una integración perfecta en la empresa digital. Señaló que apoyan toda la cadena de valor, desde la planificación, ingeniería, instalación y operación, hasta la optimización y como resultado ayudan a transformar el uso diario de la energía, garantizando la resiliencia empresarial, la eficiencia de los recursos y la sostenibilidad, de esta forma el rendimiento y la eficiencia energética de los sistemas se pueden incrementar de forma sostenible.

Agregó que adicionalmente se puede integrar la media tensión en todos los sistemas de automatización de edificios y proporcionar una protección óptima y redes de energías descentralizadas. Los nuevos softwares de ingeniería, donde el diseñador del panel de control utiliza una planificación eléctrica completamente digital y cuenta con la ingeniería y los planos de los equipos que se instalarán, logran un desarrollo más eficiente. “Las empresas digitales pueden diseñar la infraestructura energética  de  forma  digital  e  inteligente  y  operarla  de  manera más confiable y sostenible”.

A manera de conclusión Jaír Mexia destacó cuatro puntos

Un soporte claro y firme enfocado en la eficiencia energética.

Se tiene que incrementar la sustentabilidad de las operaciones, de la industria y del equipo.

Incrementar la seguridad del usuario.

 

Por su parte Patrice Rimond, Director de Distribution Systems de Siemens México, Centroamérica y el Caribe, presentó las soluciones que tienen en su área para lograr un mejor control de la energía, destacando dos de ellas: contar con infraestructura sustentable y tener las instalaciones digitalizadas.

 

Explicó que respecto al primer pilar que es el tema de sustentabilidad, el mejor camino es convertirse en “prosumer” productor y consumidor, esto es porque además de controlar la calidad de energía también se controla la fuente de generación y se sabe que no se están excediendo las capacidades del planeta. “Un tema de competitividad es poder planear mejor los costos de producción y finalmente ser más competitivos en el mercado nacional e internacional”.

 

Respecto a las instalaciones digitalizadas resumió que el crecimiento de muchas industrias no depende sólo de consumir más energía, sino en hacer un mejor uso de ésta, al final la electrificación es clave para descarbonizar más allá del sistema eléctrico.

En cuanto a las soluciones que ofrece Siemens para el tema de distribución de energía y media tensión, comentó que la compañía cuenta con un portafolio completo para la distribución de energía eléctrica en media y baja tensión que hace viable la implementación tanto de las aplicaciones industriales e infraestructuras energéticamente eficientes, como las Smart grids y las ciudades inteligentes.

Indicó  que  “en  Siemens  hemos   lanzado   un   portafolio   totalmente   amigable con el medio ambiente, que es el Portafolio Blue”, el cual contiene un máximo desempeño (eficiencia, confiabilidad, seguridad); aumento de la sostenibilidad y una huella de carbono mínima; conectividad digital para optimizar la gestión y el funcionamiento de los activos, y destacó algunos casos de éxito en donde se han implementado los sistemas de Siemens, uno de ellos es la propia compañía instalada en Querétaro, donde se tiene un parque fotovoltaico que produce 50% de energía que utilizan todos los días para producir sus tableros, es decir un parque solar. Otro ejemplo es una fábrica de cerveza en Finlandia llamada Sinebrychoff, ejemplo de flexibilidad energética que suministra una solución de planta de energía virtual con financiamiento y almacenamiento incluidos.

Añadió que apoyaron de manera general a la industria en el viaje de transición energética, nuevos niveles de optimización, emisiones reducidas, participación en el mercado energético y que pronto esta compañía podrá realizar transacciones de energía dentro de la red nacional utilizando una plataforma comercial. Subrayó que aquí la digitalización es clave.

Finalmente, Patrice Rimond manifestó que en el futuro se esperaría optimizar y potencializar a la industria para que hagan su propia energía, mencionó que muchas industrias están buscando ser más ecológicas, por ello Siemens tiene dos temas fundamentales que son: liberar energía para que otros crezcan y el rubro ecológico.

Odón de Buen Rodríguez, Director General de la CONUEE, mencionó que es imperativo entender que la transición energética es   parte   de un proceso amplio que inició con la crisis petrolera de 1973, en donde las condiciones que prevalecían se transformaron porque el petróleo se encareció y se dificultó su acceso, lo que subió su precio y dio lugar a muchos cambios; a principios de la década de los 70 las prioridades de las políticas públicas han ido variando, desde asegurar la suficiente energía para la población hasta actualmente el tema del cambio climático. Asimismo, el cambio tecnológico y cambios en los precios han hecho que se transformen las preferencias sociales, que a su vez impulsan temas de política pública, varios factores que con el tiempo han cambiado destacando la importancia de la eficiencia energética.

Señaló que la eficiencia energética consiste en tener buenos hábitos, como no dejar la luz prendida, y buenas prácticas relativas con la operación de las instalaciones, que a su vez pueden incluir tecnología o reemplazo de ésta. “Tenemos  en  el   mercado   una  serie de tecnologías que han empujado la propia   economía   de   las   soluciones del lado de la eficiencia energética”. Agregó que en esta lógica hay un papel de la política pública de lo que le toca trabajar a la CONNUEE, ante todo dar certidumbre técnica, se refiere a las regulaciones que  aseguran  calidad y desempeño de lo que se ofrece en el mercado, especialmente en el que promete ahorros y que puede ser un fraude, y la posibilidad de que el Estado asegure ese desempeño y esa calidad es relevante. También se centra en reducir costos de transacción, es decir que no sea muy caro ni muy difícil acceder a la tecnología de eficiencia energética.

Con respecto a la política pública dijo que ésta puede estar orientada a utilizar recursos públicos para hacer que este cambio se acelere, lo que ocurre con algunos fideicomisos como el FIDE. “En México lo más relevante que ha hecho la CONUEE es un universo de Normas Oficiales Mexicanas y desarrollos de los sistemas de evaluación de la conformidad, actualmente tenemos, entre otras, 34 normas de sistemas, 100 laboratorios de pruebas, organismos de certificación que apoyan en el cumplimiento de las normas, de las cuales algunas están en la cuarta generación como la de refrigeradores”.

 En cuanto a referencias internacionales explicó que los equipos que representan más del 50% de consumo final de energía están ya bajo Norma Oficial Mexicana de eficiencia energética, lo que implica menor consumo de energía pero también una seguridad sobre su desempeño, por lo que consideró que estamos en un buen lugar. Ejemplificó con el tema de las lámparas incandescentes, que hoy en día representan menos del 20%, lo que ha tenido un impacto importante, especialmente en el sector residencial de México que ha visto reducido el consumo de energía, tema reconocido por la CEPAL en un informe sobre México. También hizo referencia al cambio de tecnología en alumbrado público, donde el consumo total reportado por CFE se ha reducido en 20% en cinco años, lo que refleja cómo la tecnología led es ya la que predomina.

El Director de la CONUEE aseguró que la eficiencia energética tiene muchos beneficios en la economía, el medio ambiente, así como impactos sociales positivos en la economía de las familias y las empresas y fortalece el tema de la soberanía energética. Resaltó que factores importantes en la eficiencia energética son el cambio tecnológico y la operación de los sistemas energéticos “la entrada de la  tecnología  de  la  información  permite  incrementar  el  potencial del ahorro  de  energía,  por  la  posibilidad  de  tener  una  operación  más  eficiente en donde se desperdicia menor energía”, e informó que la posibilidad de la integración de la tecnología de la información y de las telecomunicaciones permite el control de la iluminación y un ahorro de energía de entre 30 y 50% de acuerdo a un estudio.

La transición se maneja a través de las regulaciones técnicas y económicas y contar con instituciones fuertes del Estado permite que ésta se lleve a cabo de manera consensuada. El desarrollo del

ecosistema de eficiencia energética, que tiene que ver con los equipos y con la capacidad de diseñar, instalar y operar estos sistemas y la posibilidad del financiamiento y la investigación pueden     desarrollarse      alrededor de estos sistemas cada vez más complejos, concluyó.

El segundo expositor de esta conferencia fue Pedro  Martin, quien enfocó su participación en el alumbrado público, indicó que en los más de 2,400 municipios que tiene México existen más de 10 millones de sistemas de alumbrado público que consumen el 2.4% del total de la energía eléctrica del país. El costo para los municipios por este concepto rebasa los 15 mil millones de pesos anuales, lo que en algunos casos representa hasta el 85% de su ingreso operativo, por tanto “hay una gran oportunidad de dejar de gastar esa cantidad de dinero con la utilización de tecnología led de última generación,  lo  que  significaría un ahorro de entre el 29 y el 89% (8,700 millones de pesos anuales),  si además se aplican  sistemas  telegestionados para administrar los activos, se puede llegar a un ahorro de hasta 11,500 millones de pesos”, lo que demuestra que usar eficiencia energética da lugar a ahorros significativos.

Informó que de acuerdo a la última encuesta de Seguridad Pública Urbana del INEGI, el 58% de la población opinó que el alumbrado público es insuficiente en las ciudades y aseveró que en la República Mexicana hay municipios muy afortunados en donde sólo el 17% de la población tiene esa opinión, como el de San Pedro en Nuevo León, pero hay otros municipios como Saltillo o Tapachula en donde esta cifra llega al 92%.

En relación a la percepción de inseguridad en las ciudades, el promedio nacional está en 66%, es decir más de la mitad de la población opina que se siente insegura en su ciudad, por consiguiente hay que conjuntar los resultados de las encuestas e interpretar qué es lo que debemos hacer como líderes administradores para atender esas necesidades que está expresando la población. En otra encuesta realizada el año pasado, se preguntó ¿qué acciones son las que más ayudan a mejorar la seguridad pública? y la respuesta número uno fue el alumbrado público, comentó.

Martin subrayó que la generación eléctrica en México es del 85% con combustibles fósiles, que generan 140 millones de toneladas de carbón equivalentes cada año por generar kilowatts, el alumbrado público genera 3.5 millones de toneladas de carbón equivalentes cada año.

Enfatizó que entre los beneficios que la eficiencia energética proporciona están: ahorro de hasta 11 mil millones de pesos anuales; reducción de hasta el 85% de gasto operativo de municipios; se lograría atender a casi al 66% de la población que dice que el alumbrado público es insuficiente, y a dos terceras partes de la población que se sienten inseguras. Por su parte, las tecnologías adicionales a los sistemas telegestionados permiten alargar la vida útil del activo, así como recetas diferenciadas de alumbrado público. Como beneficios adicionales mencionó la identificación en tiempo real de fallas y su origen, basado en mapas fijos y móviles; medición del consumo de cada luminario con calidad y especificación de mercado de consumo; y dar el primer paso hacia una ciudad inteligente.

Para finalizar, resaltó que el futuro de la eficiencia energética en alumbrado público tiene y tendrá sistemas led telegestionados, alimentación con energía renovable, proyectos integrales de mejora de la infraestructura civil y eléctrica, y permitir una medición puntual por luminario para una facturación precisa, lo que llevará a lograr una ciudad inteligente.

Esta conferencia contó con la participación alternada de Mario González, Director General de Phoenix Contact México y de Jesús Rodríguez, Director Industrial Management Automation, Phoenix Contact México. El primero en tomar la palabra fue Mario González, quien explicó que abordarían una nueva visión del mundo y de los problemas que presenta la sociedad actual como son hambre, falta de energía y sobrepoblación, entre otros “compartiremos  una  perspectiva,  que si bien no es nueva, es una visión que se ha venido manejando en los círculos industriales y  científicos  por  varios años, hemos decidido compartirla con las demás  empresas  de  la  Cámara y unirnos en una visión global que solamente puede  funcionar  si  todos nos juntamos y  la  ejercemos  de manera ordenada, donde los aspectos tecnológicos deben estar enfocados al medio ambiente”.

 Por su parte, Jesús Rodríguez dijo que el éxito de cualquier empresa debe estar basado en soluciones adecuadas al mercado donde actúan y los retos que cada época va poniéndoles enfrente, “nuestras soluciones, por naturaleza tecnológicas, se podría pensar que  atendemos  mucho  más a intereses económicos, sin embargo hemos vinculado nuestros productos y soluciones para la mejora de la vida de los individuos dentro de una sociedad, lo cual es una perspectiva diferente, mucho más social”.

Añadió que las respuestas a las necesidades de la época son ahora más globales, cada vez más interconectadas, mucho más urgentes y que cuando se habla del tema de cambio climático no se puede negar que éste es el resultado de la industrialización y el incremento de los niveles de vida dentro de cada sociedad, sin embargo, resolver este problema no está solamente en las manos de la industria, ni de los países industrializados.

Aseguró que si se ponen en perspectiva los miles de millones de personas que requieren al mismo tiempo el acceso al progreso y la prosperidad, definitivamente no se podría lograr con el uso de las técnicas del pasado, sobre todo si se tienen en mente retos ambientales tan ambiciosos como los que se plantean actualmente. Agregó que este cambio radical no puede hacerse con base en combustibles fósiles, pues si se continúa por ese camino podríamos llegar a un colapso climático muy serio, “no se trata de caminar solamente en nuestra realización  como  personas  dentro  de  una  sociedad,  estos  temas  deben ser analizados de  manera  mucho  más  global  por  políticos  y  científicos  en  foros de alto nivel, para que se puedan tomar las decisiones adecuadas”.

 Mario González recordó que en 2016 la ONU firmó el Acuerdo Global para el Desarrollo Sustentable, donde se establecieron 17 objetivos claves que hablan de cero pobreza, cero hambre, educación y agua potable para todos, hablan de energía limpia y sustentable para el mundo, hablan de industria, innovación e infraestructura, de ciudades y comunidades sustentables, prácticamente todos los miembros de la Organización de las Naciones Unidas lo firmaron y están adheridos a él, lo que quiere decir que se está generando ya un cambio en la mentalidad y en la ideología de las personas, que nos lleva a ver las cosas de manera distinta. También se habla de tener más energía eléctrica, pero en la actualidad hay 850 millones de personas en el mundo que no cuentan con ella, lo que representa un grave problema.

Jesús Rodríguez enfatizó que muchas empresas en México  y  alrededor del mundo ya alinean todas sus actividades con los objetivos de desarrollo sustentable, y que es claro que un alto porcentaje de las soluciones requeridas para que se alcancen los objetivos deben tener una naturaleza tecnológica, “la energía sigue siendo la palabra clave y en Phoenix Contact, durante los últimos años se ha trabajado en ello, sin embargo dicha energía y su generación ha provenido  de  combustibles  fósiles en contra del cambio climático, por lo que es imperativo la reducción de este tipo de combustibles”.

 

Mario González aseveró que se habla de reducir la generación de energía eléctrica por medios fósiles y al mismo tiempo el hecho de que requerimos más energía eléctrica, consideró que no hay que perder de vista que todos los expertos mencionan   que   para el año 2050 la demanda de energía eléctrica va a ser el doble de lo que tenemos actualmente.

Jesús Rodríguez indicó que esto puede lograrse sólo a través de la tecnología y la innovación, “pero quiero  agregar   algo   muy   importante a la palabra  energía:  sustentabilidad, es   decir    energía    sustentable,    en el sentido  de  que  sea  renovable, racional y neutra con el ambiente, pero además de disponibilidad ilimitada”. Subrayó que la idea de una revolución energética global se basa en una tecnología inagotable, que podría ser la solar, la cual puede aprovecharse de muchas formas, se cree que esta energía excede en más de 10 mil veces nuestras necesidades y que bastaría con aprovechar de manera correcta el 1% de la extensión total de la Tierra para que en el 2030 se puedan cubrir todas las necesidades mundiales. Dijo que además de la solar también existe la energía eólica y la hidroeléctrica, ambas energías limpias, y que actualmente se cuenta con desarrollos tecnológicos para lograr una conversión, se dijo convencido de que la energía eléctrica proveniente de fuentes renovables será la fuente de energía para las sociedades del futuro.

Mario González consideró que esa es una visión realmente con prospectos económicos enormes que genera una gran cantidad de preguntas, la primera

¿es realmente económicamente viable generar el 100% de la energía que vamos a consumir a través de la energía renovable?

 

Jesús Rodríguez expresó que como en cualquier economía de escala, entre más energía se genere de esta forma será más barato, esto ofrecerá una mejor perspectiva y una oportunidad mucho más ambiciosa para que la energía sustentable contribuya al desarrollo de nuestra sociedad, entonces definitivamente este tipo de energía debería ser parte de la sociedad del futuro, precisamente esta es la visión de una sociedad totalmente eléctrica.

 

Mario González se preguntó qué pasaría con los diferentes sectores como el marítimo o el de transporte, en donde es inconcebible pensar que a través de energías renovables o energía solar se van a poder seguir desarrollando.

 

Jesús Rodríguez manifestó que se tornaría utópico proponer este concepto si no hubiera ya planteamientos muy reales al respecto. Es necesaria una solución duradera donde el almacenamiento y transporte de energía generada a partir de fuentes renovables sea posible y que el uso de los combustibles líquidos y gaseosos, también de origen renovable, sea una constante, para ello se deben plantear diferentes retos como por ejemplo cómo aprovechar la energía solar en lugares donde es abundante y cómo llevarla a lugares donde dicha energía no es suficiente para cubrir la demanda, para lo cual se plantea una excelente alternativa, que es el concepto llamado Power to x (energía x), donde la x representa a varios gases, líquidos y productos químicos que son ricos en energía también conocidos como combustibles sintéticos, combustibles de transferencia o eFuels.

Subrayó que para que una sociedad eléctrica se vuelva una realidad se requiere una solución duradera en términos de energía, que sea generada a partir de fuentes renovables y que permita su almacenamiento y transporte, y que el sector de la movilidad será quien requerirá combustibles por mucho tiempo, pero en el futuro éstos deben ser producidos a partir de energía eléctrica limpia, llamada eFuels, combustibles que pueden ser transportados con la infraestructura actual, la que ya se tiene por medio de gaseoductos, y con ello la energía suficiente, limpia, climáticamente neutra, estará disponible en cualquier parte del mundo. Enfatizó que la viabilidad para que estos combustibles sean producidos ya está cerca y aunque al principio podría considerase cara, cuando se concrete un acoplamiento sectorial o vinculación de sectores su precio será más accesible.

“Así, la viabilidad de este ahorro es iniciar con una visión holística de todos los sectores e interconectarlos de manera energética para el mejor aprovechamiento de la energía, es decir, todos los sectores por naturaleza requieren estar electrificados y conectados en red, una vez vinculados entre sí los datos de oferta y demanda, en relación a energía pueden ser intercambiados en todo momento y en cualquier lugar”.

 Expresó que la interconexión entre consumidores y productores crea información digital y ésta debe llevarse de un lado a otro de manera segura y en tiempo real, pero antes de realizar la vinculación de sectores se requiere la automatización y digitalización de estos, agregó que actualmente ya se habla de sectores inteligentes, donde Phoenix Contact contribuye de manera específica como un socio clave al desarrollo del concepto del Smart Industry con equipos productos en el control, generación y transporte de la energía eléctrica; en el concepto de Smart Movility, con productos innovadores, sistemas de carga y conexiones directamente relacionados a toda esta e-movility; contribuyen

también en la Smart infraestructure con soluciones en términos de carreteras y video-vigilancia; y en Smart Building con productos para la automatización de edificios.

Mario González finalizó señalando que la solución propuesta es prácticamente la interconexión de todos los sectores para hacerlos más inteligentes, más rentables y más eficientes. En resumen se puede decir que es en el concepto de la globalización en donde todos vamos a jugar una parte muy importante en el desarrollo de la solución y ésta sólo va a ser posible si todos participamos y nos enfocamos en trabajar juntos para desarrollar la eficiencia en los sistemas de nuestros sectores, de esta forma se logrará una mejor sociedad gracias a lo que se denomina all electric society, en donde el motor del mundo y del desarrollo es la energía eléctrica,  “un mundo en donde sobra la energía eléctrica, donde toda la gente cuenta con ella, donde se puede utilizar de manera eficiente para producir combustibles económicamente viables y generar prácticamente una quinta revolución, estamos hablando de ciudades, de sectores,  todo  interconectado   de forma eficiente”.

En su ponencia, Alberto Fossa, Vicepresidente ISO/TC 301, Energy Management and Energy Savings, refirió que el tema de la eficiencia energética no es nuevo, se habla de procesos de eficiencia energética desde la década de los 70 con varias iniciativas internacionales de gobiernos intentando involucrar a la industria. Sin embargo, señaló que no hay una cultura ni involucramiento de las organizaciones de los sectores productivos. Admitió que los movimientos de gestión de energía surgen dentro de la discusión de la ONU como una promoción de establecer un sistema permanente que garantice una reducción del consumo de energía a través del compromiso de las organizaciones de forma sistemática.

 

Destacó que la parte de promoción de gestión de energía está asociada a algunas barreras culturales, a nuevos conceptos y conocimientos; atención centrada en la producción y no en la eficiencia energética; mantenimiento basado en la disponibilidad y no en la eficiencia; la energía no es un área estratégica de atención de la gestión; los indicadores de desempeño no son capaces de mostrar el potencial; la falta de información y entendimiento de las nuevas tecnologías; y baja concientización entre los administradores. Externó que los expertos internacionales al ver estas barreras, que no promueven una eficiencia continua, decidieron establecer los sistemas de gestión para promover una mudanza de contenidos y de cultura dentro de las organizaciones y establecer una promoción más sostenible de los temas energéticos dentro de éstas.

Entre los beneficios técnicos vinculados a ese movimiento destacó:

  • Implementación de un plan de gestión energética que ayudara a la empresa a reducir la demanda de energía.
  • Mejorar la gestión del mantenimiento
  • Aumentar la vida útil de los equipos y mejorar el control de las operaciones
  • Reducir tiempos perdidos, tiempos de cambios de productos, cantidad de rechazos y reprocesos

entre los beneficios comerciales están:

  • Gestionar los costos de energía.
  • Reducir las emisiones sin efectos negativos en la productividad
  • Mejorar continuamente la intensidad energética y reducir costos unitarios
  • Documentar ahorros para uso interno y externo
  • Mejor posicionamiento en el mercado por cumplir requisitos tácitos de responsabilidad social y ambiental

Indicó que la norma que intenta organizar las principales ideas vinculadas a la temática de gestión de energía es la ISO 50001, norma internacional que ayuda   a   reducir el consumo, minimizar la huella de carbono y reducir los costos mediante la promoción del uso sostenible de la energía. Explicó que el nuevo texto de la versión 2018 de esta norma cuenta con una estructura más aproximada a los estándares de sistemas de gestión, la intención es que haya facilidad en la interpretación de requisitos presentados para las organizaciones y que pudieran diferenciar la energía y destacó los capítulos de liderazgo, planificación y soporte,   como   los de mayor impacto e importancia con relación a las características y requisitos vinculados a los elementos de estructura de la norma.

El concepto de “desempeño energético” contemplado en la ISO 50001 es la primera norma que establece un requisito formal de mejora continua del elemento principal que es la energía, y proporciona a la organización un elemento clave para medir y cuantificar el estado de los sistemas de gestión de ésta. La mejora continua del desempeño energético se optimiza en los resultados medibles de eficiencia energética o consumo relacionado con el uso en comparación con la línea base.

Refirió que los cambios actuales de la última versión de la norma representan lo siguiente:

  • Alinear la organización hacia la eficiencia energética (producción,

compras, diseño, operación, mantenimiento).

  • Incorporar nuevos indicadores y actividades de evaluación y
  • Establecer un nuevo control operacional de la
  • Ampliar el nivel de información, análisis y comunicación acerca del uso de la energía en la
  • Asignar y capacitar
  • Establecer y actualizar políticas, objetivos y metas enfocadas en la energía.

Alberto Fossa mencionó tres elementos principales dentro del contexto del sistema de planificación: revisión energética; indicadores de desempeño energético; y cálculo del desempeño energético. Agregó que en la parte de operación y control se avanza en incorporar los elementos en los controles tradicionales de los procesos productivos de todos los sectores, como son: los métodos de control que se aplican a los cambios anticipados; consecuencias analizadas en caso de cambios imprevistos; y se deben controlar los USEs o procesos subcontratados.

Un último elemento es la evaluación del desempeño, que no se acredita sin un análisis consistente del consumo energético de una organización y si no se tiene un proceso de medición y seguimiento adecuado. Para el desempeño energético y SGE la organización debe determinar lo que se debe monitorear y medir; los métodos de seguimiento, medición, análisis y evaluación; cuándo se debe realizar el seguimiento y la medición; y cuándo deben analizarse y evaluarse los resultados.

Manifestó que a través de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), tienen identificadas las principales barreras que las organizaciones tienen en la implementación de un sistema de gestión de energía, tales como: dificultad de mediciones de datos energéticos; falta de personal con formación para tratar asuntos de energía; falta de conocimiento sobre tecnologías eficientes; dificultad del entendimiento del concepto de desempeño energético; y dificultad en demostración del ahorro energético, económico y ambiental.

Respecto a los principios de promoción enfatizó que están convencidos que deberían ser desarrollados en todos los países y son:

  • Promover la competencia y capacitación de
  • Garantizar indicadores confiables y mediciones efectivas de ahorros.
  • Monitorear la competencia de los agentes de certificación.
  • Divulgar los resultados efectivos y promover cambios culturales

Como mensaje final destacó las metas para el futuro: transferencia de buenas prácticas internacionales en ISO50001 a sectores nacionales; promover el apoyo a la implementación de SGE; expandir las medidas de eficiencia energética en sectores potenciales; y catalizar y contribuir a la transformación del mercado nacional de servicios y productos orientados a la eficiencia energética.

Esta conferencia estuvo a cargo de Leda Coral Castro, Coordinadora de Desarrollo y Relación con Proveedores y Contratistas de PEMEX, mencionó que en lo referente a la formalización en la cadena de suministro, CANAME ha ayudado mucho en la información de cómo se hacen las contrataciones en Petróleos Mexicanos, con estricto apego a las normas de calidad, confiabilidad y con el valor agregado, en beneficio tanto de la industria como de PEMEX.

Informó que el Director General del organismo recientemente manifestó su compromiso con los proveedores y contratistas de transparentar los adeudos, pagos y contratos y para ello se lanzó el portal PEMEX más transparente, que da acceso inmediato a la información pública, de interés para ciudadanos, proveedores y contratistas, facilitando una participación creciente de la sociedad y garantizando una mayor rendición de cuentas. Dijo que el portal permite de manera sencilla y práctica acceder a la información de adeudos y pagos o a los contratos y detalla la configuración de los compromisos de pago, los reportes se actualizan mensualmente y enfatizó que es la primera vez que en PEMEX se tiene total apertura a la información que es pública.

 

Resaltó también la creación del portal de contratos, que tiene como meta ampliar la transparencia y dar cuenta a los ciudadanos de las acciones en materia de abastecimiento, donde puede encontrarse información por tipo de procedimiento o abastecimiento, por contrato, proveedor, área usuaria, monto en pesos y fecha de formalización y se encuentra actualizado para su consulta. Añadió que esta información ya era pública gracias a la Ley de Transparencia, sin embrago lo que PEMEX hizo con este portal fue hacer más accesible la información.

Leda Coral Castro compartió que se ha venido utilizando el programa de cadenas productivas de NAFIN enfocado a las pequeñas y medianas empresas e informó que PEMEX ha interactuado mucho con CANAME en el tema de la normalización aplicable a las contrataciones de Petróleos Mexicanos.

Posteriormente tomó la palabra el Maestro Saúl Morales, quien habló sobre los estándares técnicos, al respecto indicó que en PEMEX buscan que todas las contrataciones de bienes y servicios que se llevan a cabo sean de carácter transparente, y que se han dado a la tarea de estar actualizados en la aplicación de las normas, sobre todo para efectos de los catálogos de alcances técnicos, de tal forma que las compras que llevan a cabo no se direccionen hacia algún mercado o proveedor en particular.

Refirió que los estándares técnicos son los documentos que establecen, conforme a las normas nacionales e internacionales vigentes, los requerimientos técnicos y documentales que deben cumplir los bienes y servicios que contrate Petróleos Mexicanos y sus empresas productivas subsidiarias, buscando cumplir con las regulaciones técnicas y de comercio nacional e internacional, adquirir bienes y servicios homologados, permitir la incorporación de nuevas tecnologías, procesos y servicios de la industria petrolera, evaluar la conformidad conforme a las normas, e incentivar la competencia entre proveedores con mercados abiertos.

Informó que cuentan con un órgano colegiado que rige la materia, encargado de revisar estos estándares técnicos, que una vez autorizados son de aplicación obligatoria para PEMEX y sus empresas productivas y subsidiarias. Aseguró que es importante señalar que este órgano colegiado se creó cumpliendo con todas y cada una de las normas establecidas desde el interior. La emisión de estos estándares se deriva de las propuestas de las áreas corporativas, en donde cada una establece sus requerimientos de contratación y sus prioridades, pueden modificarse por grupos de trabajo técnicos al interior de Petróleos Mexicanos, se socializan con el mercado nacional a través de la Comisión Consultiva Empresarial del organismo y sus empresas productivas subsidiarias antes de su emisión y tienen una vigencia de cinco años.

Consideró fundamental la sociali- zación de los estándares técnicos porque a través de foros y reuniones pueden   escuchar   las   inquietudes de las diferentes cámaras y materializarlas dentro del   proceso de su emisión, agregó que PEMEX, al igual que los integrantes del mercado nacional, forma parte de los grupos técnicos que coordina la Dirección General de Normas para el desarrollo de las NOMs y los estándares, y como mejor práctica desde el 2019 realizan el proceso de socialización de los estándares técnicos a través de la CCEP con el mercado nacional, con el fin de dar cumplimiento a la Ley de la Infraestructura de la Calidad, a las regulaciones establecidas por el Organismo Mundial de Comercio y a los tratados de libre comercio en los que México tiene participación.

Indicó que en este proceso la CANAME ha participado en la emisión de comentarios de varios estándares técnicos, como el de adquisición de interruptores de baja y media tensión, que está en desarrollo; la adquisición del centro de control de motores; adquisición de equipo de protección personal contra choque y arco eléctrico; adquisición de sistemas instrumentados de monitoreo y control; y adquisición de motores eléctricos de corriente alterna.

Dentro de las ventajas y beneficios que se han obtenido con la socialización de estándares técnicos, compartió que en la eficiencia operativa hay una hoja de especificación técnica, mediante la cual el usuario final ya no tiene que sobre regular nada, lo único que debe hacer es requisitar el formato para el bien o servicio del que se trate y que los requisitos de diseño, materiales, fabricación, inspección, verificación, pruebas, evaluación de la conformidad y competencias de los prestadores de servicio, estén establecidos conforme a las normas nacionales e internacionales.

Con respecto al proceso de contratación dijo que los bienes y servicios son homologados, permitiendo la consolidación de catálogos y demanda y que la organización puede realizar compras oportunas y de escala, también genera una mayor competencia en la proveeduría, evitando la segmentación hacia un proveedor o mercado específico. En cuanto a la vigencia y actualización, compartió que los estándares técnicos son de aplicación general y de observancia obligatoria en los procedimientos de contratación, contratos, convenios y nuevos modelos de abastecimiento que realicen PEMEX y sus empresas productivas subsidiarias.

Por último, informó que a la fecha se han emitido 76 estándares técnicos por el Grupo para la Emisión de Estándares Técnicos de los Bienes y Servicios y los relacionados con el área eléctrica son los siguientes: motores eléctricos, corriente alterna, sistemas autónomos de generación eléctrica para plataformas marinas deshabitadas, bombas centrífugas, servicios generales, servicios de ingeniería para protocolos de comunicación en sistemas instrumentados de monitoreo y control, válvulas operadas por motor eléctrico, cable estructurado de telecomunicaciones, servicios de ingeniería para la clasificación de áreas eléctricas, equipo de protección personal contra choque y arco eléctrico y el centro de control de motores.

El dilema del progreso y la sustentabilidad

Esta conferencia fue dictada por Enrique    González Hass, Presidente y Director General de Schneider Electric México y Centroamérica, quien recordó que la Organización de Naciones Unidas ha desarrollado 17 iniciativas principales para el problema de la sustentabilidad, que han derivado en 169 metas y en 232 indicadores. Añadió que en el tema económico, el dilema entre progreso y sustentabilidad inicia en que somos el país número 15 a nivel mundial por el tamaño de nuestra economía y la riqueza que genera, sin embargo somos cerca de 130 millones de personas y cuando se divide el tamaño de nuestra economía entre el número de habitantes, caemos al lugar 76, poniéndonos al nivel de países subdesarrollados en términos de distribución del bienestar económico, por tanto México debe crecer su economía tres veces para tener un PIB per cápita que sea de acuerdo al número de población, éste es el reto en términos económicos.

Comentó que con la firma de los tratados de Tokio y París sobre el cambio climático, se dio el compromiso de impulsar el uso de energías renovables. “La actividad industrial lanza a la atmósfera gran cantidad de emisiones de carbono, lo que está ocasionando que la temperatura se eleve de manera dramática, el reto es ayudar a reducirlas y aquí todos los que contribuyen a la actividad económica y todo el sector de la energía eléctrica juegan un papel muy importante”. Se deben tomar acciones aceleradas para reducir esta emisión de carbono a la atmósfera, ya hay algunas iniciativas como la reducción de combustible fósil y la introducción de vehículos eléctricos, sin embargo el proceso es lento, por tanto hay que impulsar más el desarrollo.

Resaltó las virtudes de la energía eléctrica, entre ellas que se puede transmitir a distancia sin necesidad de ningún medio de transporte, lo que ayuda en la reducción de la huella de carbono, por lo que consideró necesario impulsar más la electrificación, iniciando por los hogares para que sean más eléctricos y digitales, indicó que hay aplicaciones en los teléfonos que permiten verificar los consumos de energía, así como el momento adecuado para reemplazar un aparato eléctrico y enfatizó que así deberá ser un hogar del futuro, modalidad que actualmente tiene un impulso muy importante en Estados Unidos, donde la idea es que cada hogar que tenga una superficie de techo adecuada, instale paneles solares y tenga una batería para almacenar la energía, para que ese hogar no tenga necesidad de utilizar combustibles fósiles.

González Hass compartió que Schneider ha desarrollado una aplicación móvil, llamada Wiser, para ayudar a los usuarios a cuantificar su consumo de energía en el hogar, que permite identificar los equipos conectados en la red que están consumiendo más energía eléctrica y crearía mayor conciencia que a menor consumo de energía, mayor contribución hacemos a la reducción de la emisión de la huella de carbono.

Subrayó que electrificar los hogares no es totalmente la solución, se debe complementar con la eficiencia energética en las instalaciones industriales y comerciales, porque muchas de ellas usan combustible fósiles, gas o diésel, en gran escala, por tanto se debe migrar a una utilización más eficiente de la energía eléctrica en las operaciones de una instalación. Sin embargo, consideró que posiblemente la capacidad instalada no sea suficiente para soportar una mayor electrificación ni de los hogares ni de los procesos industriales y comerciales, por tanto debemos pensar en qué se necesita para generar más energía eléctrica y poder soportar esta electrificación.

Reiteró que para acelerar la disminución de la huella de carbono, la electrificación de hogares y la eficiencia energética en las industrias, se requiere que no sólo el gobierno invierta más en energías renovables, sino que también los usuarios sean conscientes que mientras más electrifiquemos y hagamos eficientes nuestros hogares e industrias, se estará reduciendo el consumo de energía y contribuyendo a no rebasar el 1.5 grados de elevación de temperatura, de lo contrario en los próximos 25 años es probable que esto suceda y sería una catástrofe que pondría en riesgo la vida y la existencia en el planeta.

“Gracias  a  las  acciones  realizadas en Schneider, como desarrollar sustentabilidad en todas nuestras ofertas, construido nuestras plantas con la más moderna tecnología, así como incentivos para los empleados y  los  líderes  de  operaciones   de nivel mundial,  que  estén  enfocados en cumplir con las metas de sustentabilidad, uno de los  medios más reconocidos en el tema de sustentabilidad, el  Global  100,  nos ha dado el título de la compañía más sustentable del mundo” y mencionó los compromisos en México y Centroamérica sobre el tema de sustentabilidad hasta el año 2023:

  • La Incrementar resultados de desempeño en ética y cumplimiento.
  • Diversidad, equidad e inclusión, el objetivo es 50% de mujeres en toda la organización y se está cerca de lograrlo.
  • Duplicar el número de personas entrenadas en gestión energética como parte del Programa de Entrenamiento-Acceso a la Energía.
  • Clima y recursos. Lograr el 90% de colaboradores entrenados en sostentibilidad

Concluyó que su propósito es fortalecer el uso de la energía y los recursos para continuar con el progreso y la sostenibilidad, sin embargo se deben tomar acciones inmediatas en el tema del calentamiento global y la emisión de partículas de  carbono  a  la  atmósfera.  “Lo más importante es que estamos en el negocio de la energía eléctrica y es el negocio del futuro”. La sustentabilidad implica impulsar el desarrollo económico y social y al mismo tiempo cuidar el medio ambiente.

Aquiles López, Vicepresidente de CANAME moderó el espacio de preguntas y respuestas.

El qué, el cómo y el cuándo de los sistemas de almacenamiento de energía

En su conferencia Gianni Moreno, International Marketing & Sales director de Hitachi  ABB  Power Grids EUA, explicó cómo están conformados los sistemas de almacenamiento de energía, desde los fundamentos y elementos principales que son la potencia y la energía. “Cuando     hablamos     de     sistemas de   almacenamiento   de   energía siempre  debemos   tener   en   mente que  hablamos  de  potencia  y  energía, no se puede definir un sistema de almacenamiento sin definir ambas variables”. En este sentido,  explicó que los componentes principales son tres: el medio de almacenamiento, sistemas de conversión de potencia y automatización y control.

Explicó que el medio de almacenamiento pueden ser las pilas, módulos, arreglo o racks y el contenedor de baterías y que existen tres tipos de pilas: cilíndrico, cartucho y prismática. Agregó que hay una clasificación para las baterías y es la “C” lo que hace una relación entre potencia y energía, mientras que los módulos varían de tamaño, energía, voltaje y en capacidad “C”; y los armarios (estantes) son módulos ampliados y conectados en serie, donde el rango de voltaje se determina por el número de módulos conectados en serie.

Indicó que el control de automatización, el control secundario, es donde van a residir la mayoría de las aplicaciones, éste es en realidad un componente dentro de todos los sistemas de control que hay en el sistema de energía, pero va a tener interfaces que podrán conectarse a otros sistemas de control y cambiar los parámetros del sistema de almacenamiento, y respecto al contenedor de baterías o sistema de encerramientos, dijo que los proyectos que no han sido exitosos han sido muchas veces precisamente por este sistema. Por lo anterior, la parte de la seguridad se vuelve muy importante, de ahí que existan normas de seguridad como la NFPA 855 que todavía está en desarrollo de perspectiva.

Otro de los temas que abordó fue el de las tendencias, oportunidades y aplicaciones generales, donde dijo que la red tradicional era generación, transmisión, distribución y carga; la red de hoy ya está más distribuida y la red del mañana va a requerir de mayor digitalización y más soporte conocido como tecnologías de borde de red.

Mostró un panorama actual de los sistemas de almacenamiento de energía, donde destacó la necesidad de reducir el consumo de combustible de generación no renovable y las emisiones atmosféricas; aumentar el uso de energías renovables no tradicionales, como la eólica y solar; aumentar el enfoque en los recursos distribuidos; proliferación esperada de vehículos eléctricos; una red cada vez más “inteligente” que permita la integración efectiva de algunas energías renovables y la integración y envío de recursos distribuidos, incluida la respuesta a la demanda, la generación y el almacenamiento; el reconocimiento creciente por parte de los legisladores, los reguladores y los encargados de la formulación de políticas al papel que desempeña el almacenamiento de información; innovación que impulsa mejoras en la tecnología de almacenamiento.

Subrayó que se van a encontrar sistemas de almacenamiento en diferentes partes de la red, desde la generación, transmisión, en la parte industrial, en los renovables, en el transporte y en las micro-redes, y también en la parte residencial y comercial, que dependiendo de los mercados está más desarrollada en unos países que en otros. “En este sentido, al desarrollar un proyecto es necesario  pensar   en   combinación de aplicaciones, porque múltiples aplicaciones proveen múltiples beneficios”.

Gianni Moreno expresó que siempre hay más de una aplicación que beneficiará al usuario del almacenamiento de energía. Los usuarios residenciales y comerciales pueden integrar el SAE al solar para la nivelación de carga, la frecuencia y también reducir sus tarifas de potencia durante las horas de alto consumo, sugirió tener al mismo tiempo el sistema de almacenamiento de energía disponible para respaldo de las cargas críticas y los cortes de energía. Añadió que los servicios públicos pueden beneficiarse de la regulación de frecuencias y otros posibles servicios auxiliares, y que los sistemas de almacenamiento de energía pueden ofrecer diversas aplicaciones durante las diferentes horas del día, la capacidad almacenada en el SAE para el control de las variaciones de las energías renovables se puede utilizar como energía de respaldo durante el tiempo que no hay sol o para la regulación de frecuencia cuando los generadores diésel están apagados.

Externó que para ser exitosos en el desarrollo de sistemas de almacenamiento de energía se deben cubrir tres elementos relevantes: la tecnología; el análisis financiero (métricas financieras, ahorro de combustible, impacto ambiental, análisis de sensibilidad, acumulación de valor y esquemas de adquisición); y las políticas de regulación; por tanto se necesita un plan estratégico de mercado claro que permita desarrollar un marco regulatorio adecuado.

Para ejemplificar lo anterior, mencionó un proyecto de servicio de soporte de red e integración de renovables, ubicado en Jamaica, con la compañía Jamaica Public Services (JPS), que consiste en una solución a través de un sistema híbrido y recordó que en 2010, a nivel de plan estratégico, Jamaica decidió buscar la independencia de los combustibles fósiles por medio de la energía renovable no convencional, pretendiendo llegar a 30% en el año 2030. Consideró que éste es un ejemplo de aplicaciones que se puede reflejar en algunos sectores en México.

Normalización y evaluación de la conformidad en México

Gustavo Loya del Ángel, Gerente de producto DT de PROLEC GE, fue el encargado de presentar esta conferencia, quien explicó que la normalización se define como un proceso mediante el cual se regulan las actividades desempeñadas por los sectores tanto públicos como privados en materia de salud, medio ambiente, comercial, industrial y laboral, estableciendo reglas, directrices, especificaciones, características y preinscripciones aplicables a un producto, proceso o servicio. Agregó que la normalización establece los parámetros de cómo se va a regular la actividad para la elaboración de productos, los cuales van a llegar a las manos del consumidor, por tanto deben tener una calidad determinada, así, la normalización es un requisito indispensable para la comercialización de productos y servicios.

Subrayó que toda actividad debe contar con un determinado parámetro y una directriz, es un proceso riguroso para que una vez que se complete pueda llegar a su comercialización y si no pasa la normalización no se puede hablar de que el producto como tal cumpla las directrices o parámetros para que sea comercializado. Lo  que  se busca es  que  realmente  la calidad de  un producto sea determinada por la normalización”.

 En cuanto al proceso de normalización en México informó que se lleva a cabo

mediante la elaboración, expedición y difusión a nivel nacional de las normas que pueden ser de tres tipos: Norma Oficial Mexicana (NOM), Normas Mexicanas (NMX), Normas de Referencia (NRF), que ayudan a lograr una completa aplicación de la normalización y detalló los   beneficios   de   ésta   en el hecho de favorecer el desarrollo industrial y comercial, intercambio de bienes y servicios, cooperación en el campo intelectual, científico, técnico, económico, así como mejorar la calidad de vida.

Con    respecto    a    la     evaluación de   la   conformidad,   dijo    que    es la determinación del grado de cumplimiento con las Normas Oficiales               Mexicanas,          las normas internacionales y otras especificaciones, prescripciones o características. Es la demostración de que se cumplen los requisitos especificados relativos a un producto, proceso, sistema, persona u organismo.

Mencionó que la Ley Federal sobre la Metrología y Normalización establece la posibilidad de que entidades privadas lleven a cabo la   función de evaluar la conformidad con las normas, mediante constatación ocular,  muestreo,  medición, pruebas de laboratorio o exámenes de documentos, estos agentes evaluadores de la conformidad, conforme a sus actividades y funciones pueden ser los laboratorios,

unidades de verificación, ahora llamadas unidades de inspección, y organismos de certificación. Todos los productos,  procesos,  métodos,  instalaciones, servicios o actividades deberán cumplir con las Normas Oficiales Mexicanas”.

 Para la evaluación de la conformidad indicó que los organismos evaluadores deben estar acreditados y aprobados para poder realizar su actividad y certificar que los laboratorios, unidades de verificación y organismos de certificación cumplan con las normas existentes. La acreditación es el acto mediante el cual una entidad reconoce la competencia técnica y confiabilidad de los organismos, “en México contamos con la  Entidad  Mexicana  de  Acreditación  (ema)  desde 1999”, mencionó.

 Referente a la normatividad para transformadores de distribución, dijo que en México existen dos normas aplicables, en primera instancia las Normas Mexicanas, que establecen las características mínimas de construcción, eléctricas, mecánicas y térmicas para asegurar su correcto funcionamiento al estar conectados a la red de distribución y establecen pruebas para asegurar su eficiencia, seguridad y confiabilidad, así como una vida útil de al menos 20 años; y la NOM-002-SEDE/ENER 2014, que establece requisitos de seguridad y eficiencia energética para transformadores de distribución. “Es importante validar el cumplimiento de las eficiencias mínimas que deben tener los transformadores en México, que permitan contar con  uno  eficiente  que  no genere costos excesivos en la factura eléctrica”.

 Concluyó que las Normas Mexicanas permiten regular los criterios de diseño y construcción que garantizan el funcionamiento seguro, la vida útil del equipo y el bajo costo de operación. Recomendó verificar que el producto esté certificado ante ANCE y el laboratorio de pruebas del fabricante esté asegurado ante la ema; así como exigir un reporte certificado de pruebas de laboratorio, comparar las garantías que ofrecen los fabricantes y asesorarse con especialistas en el tema.  “Es  importante asegurase  de  adquirir  equipos  certificados que  garanticen un producto confiable, seguro y eficiente”.

La digitalización de la energía para energizar a la sociedad

Esta conferencia   estuvo   a   cargo de Ricardo Yate, Head Engineering Transmission Systems Latinoamérica de Siemens Energy y Emmanuel Gamino, Head Service Transmission México, Centroamérica y el Caribe Siemens Energy. El primero en tomar la palabra fue Ricardo Yate, quien habló sobre la digitalización de energía y de cómo Siemens Energy está aportando en el tema de energizar a la sociedad. Identificó varios retos en el rubro de transmisión de la energía que están llevando a la convivencia de las nuevas fuentes de generación, e indicó que la estrategia de su empresa se enfoca en el crecimento de la demanda,  que incluye a la eficiencia energética, la descarbonización, la digitalización y la descentralización de los sistemas de generación de instrucción de energía, que permiten conectarnos mucho más a los centros de consumo.

Puntualizó que en el tema de transmisión, Siemens Energy tiene el reto de la digitalización, por ello ha estructurado un portafolio basado en incorporar elementos que permitan traer nuevos datos a sus sistemas, pero sabiendo qué hacer con los datos que se tienen actualmente y cómo monetizarlos junto con los nuevos, impulsados por el concepto de digitalización, aunado a que deben ser amigables con el medio ambiente, añadió que han potenciado un portafolio considerando las nuevas tecnologías para reducir las emisiones de CO2 y compartió el nuevo producto de Siemens llamado “Portafolio Azul”.

Destacó que hoy en día están conviviendo las tecnologías actuales de generación de almacenamiento, esta complejidad implica el reto de hacer que las redes realmente se conviertan en un tema esencial en el sentido de la convivencia basado en digitalización. Mencionó también el tema de la electrificación global, en donde hay nuevas formas de consumo de la energía, como la electromovilidad y

las nuevas redes de gestión de energía de transmisión y sub-transmisión, que están dando paso para los prosumers, productores y consumidores de energía. Indicó que la tecnología está avanzando a pasos   agigantados con el tema de digitalización y cabe preguntarse qué tan rápido avanzan las normas locales para que pueda introducirse esta tecnología.

Aseveró que la transformación digital de empresas de transmisión o distribución y generación de energía contempla dos aspectos adicionales: que las personas aprendan de la nueva tecnología, donde Siemens Energy tiene estructurados   una serie de charlas y entrenamientos; y transformar los procesos actuales que se basan en lo que se tiene en el sistema, junto con lo nuevo, que permite generar valor agregado con sistemas predictivos o que potencian el uso de la energía y el manejo de la red de forma diferente, por tanto, los procesos y las personas deben de cambiar para incorporar el tema de transformación digital.

Ricardo Yate destacó que la tecnología que ha desarrollado Siemens Energy tiene tres enfoques fundamentales:

  • Sensgear, que básicamente son los equipos de potencia con el concepto de digitalización.
  • Sensformer, que se refiere a su transformador digital, que está incorporando sensores y elementos que permiten ver las variables del activo, con la posibilidad de generar una gestión no solamente del propio transformador sino de una red completa de
  • Senssolution, que básicamente se convierte en subestación digital, incorpora equipos de control y protecciones, por ejemplo circuitos cerrados de televisión o sistemas de acceso o monitoreos del medio ambiente, todas estas variables permiten encontrar la manera de gestionar toda la información.

Reiteró la importancia de ser amigables con el medio ambiente y que de ahí surgió el nuevo producto llamado “Portafolio Azul”, que incorpora el tema de digitalización, así como temas de innovación y reducción de CO2.

Dijo que la nueva tendencia de digitalización en transmisión de la energía está permitiendo potenciar el tema del uso de la información, de las diferentes fuentes de energía y la gestión de los activos y de los equipos que se pueden integrar al concepto de solución digital con conectividad a la nube, también llamada la quinta utility, así mismo, se debe tener un buen almacenamiento de la información y en este punto destacó el asunto de la ciberseguridad, subrayando que todos los accesorios que forman parte del nuevo Portafolio de Siemens Energy pasan por una validación de vulnerabilidad ante ataques cibernéticos, además de estar alineados con la Norma que señala que todos los elementos y accesorios que forman parte de la solución deben ser validados por un equipo de trabajo interno, para que esa información sea fiable, segura, oportuna y permita generar aplicaciones. “Lo importante de los análisis de datos es que contribuyen a la toma de decisiones en inversiones, operación y mantenimiento”.

 Para concluir, aseguró que la digitalización de la estación ha logrado potenciar el concepto de ciberseguridad y de gestión de activos y está permitiendo operar la red de un forma más eficiente, segura y predictiva que permite hacer reconfiguración de la red y está dando paso a potenciar el concepto de las metodologías de trabajo, los building information modeling, para lograr un manejo eficiente y rápido de la información.

Por su parte, Emmanuel Gamino se enfocó en el tema de servicios asociados a la digitalización de la transmisión. Dijo que se presentó ya un contexto general de las capacidades de Siemens Energy en la parte de productos y en la parte tangible que va a permitir recopilar información digital de las subestaciones, y que el siguiente paso es saber dónde se va a aprovechar esa información, lo que se busca, dijo, es que todos estos datos, originalmente analógicos y convertidos en digital, puedan utilizarse para mejorar el desempeño de los activos eléctricos.

Indicó que a nivel mundial están identificadas las diferentes etapas de los mantenimientos en la parte de activos eléctricos, el más básico es el mantenimiento correctivo, donde muchos usuarios lo hacen hasta que hay una falla; la siguiente etapa es el mantenimiento preventivo puro, que consiste en seguir las indicaciones del fabricante; posteriormente está el mantenimiento basado en la condición, en donde   empieza   a   introducirse la parte de la digitalización, toda la información recopilada permitirá prevenir, tomar decisiones y predecir ciertas condiciones y escenarios de falla que podrán anticiparse; luego está el mantenimiento   basado   en la confiabilidad, es más avanzado y debe integrar información comercial y de riesgo; y la última etapa es el mantenimiento basado en riesgos.

Dijo que en Latinoamérica la tendencia es el mantenimiento basado en tiempos, es decir en los manuales del fabricante, pero otras regiones como Medio Oriente, Europa o Norteamérica ya utilizan la digitalización, es decir, crean estrategias de mantenimiento basadas en la condición, que aplica cuando se tiene una complejidad en la red de distribución, es decir que además del desgaste natural y las condiciones climatológicas de cada región, hay un desgaste en los equipos que no es visible, sin embargo es imperativo monitorear esas variables que no están a la vista para mejorar la estrategia de mantenimiento.

 

Enfatizó que dentro de la estrategia para aprovechar toda esta información, lo primordial son los datos y tener una estructura de cuáles son las jerarquías de los equipos en la subestación; los datos pueden obtenerse en campo o a través de diferentes sistemas, la conectividad que se tenga permitirá recopilarlos y también puede hacerse la introducción manual de ciertos datos, si hay bitácoras de mantenimiento o servicios se pueden aprovechar, así como datos comerciales y de riesgos, toda esta información permitirá anticipar el riesgo de la falla y cómo impacta en el negocio, así como crear una estrategia mucho más confiable, eficiente y eficaz en la parte de mantenimiento.

 

Mencionó que los equipos nuevos de Siemens de fábrica tienen la posibilidad de estar conectados, y los equipos preexistentes ya son conectables, añadió que a través de sensores se pueden recopilar ciertas variables y la información se puede agrupar. Informó que también se cuenta con el Integraded Substation Condition Monitoring (ISCM), un sistema que integra todos los datos de campo y permite recopilar información de diferentes fuentes y llevarla a un software superior llamado Siemens Digital Solution, que se refiere a la gestión de activos, es la solución de Siemens Energy para recopilar información y generar una estrategia de mantenimiento más eficaz y eficiente, para aprovechar ese big data de la mejor manera, analizarlo y tomar las mejores decisiones, logrando un mantenimiento más asertivo.

Finalmente está el sistema maestro, donde empiezan a verse aplicaciones de inteligencia artificial, Asset Managment Consulting, que aplica para flotillas muy grandes de equipos, con subestaciones por ejemplo de regiones enteras de un país y se tiene la posibilidad de agrupar toda esa información. Subrayó que la digitalización es posible, simplemente hay que llevar una estructura y aunque el objetivo es la gestión de activos, se debe iniciar identificando la información y cómo se pueden conectar los equipos, hacer la integración con ISCM o la subestación digital y cómo llevarlo al análisis y algoritmos que permitan tomar decisiones y optimizar la estrategia de mantenimiento.

Puso como ejemplo tangible de la utilidad del software de gestión de activos, la red típica de un aeropuerto, en donde generalmente la estrategia de mantenimiento es hacerlo basado en el tiempo, siguiendo las recomendaciones del fabricante, sin embargo esa estrategia puede llegar a ser muy costosa a largo plazo, incluso a veces éste no es tan necesario y el mantenimiento no es tan efectivo y posiblemente se omitan variables que no son visibles y que pueden generar alguna falla anticipada, informó que dos datos importantes que el programa trata de correlacionar para obtener las condiciones operativas son la probabilidad de falla y los costos de la misma.

Concluyó señalando que el mantenimiento basado en el tiempo a la larga genera más costos que se van acumulando, y dijo que el software permite encontrar el punto de equilibro, donde se compensa la parte de riesgos de mantenimiento de forma más optimizada, basada en la digitalización.

Energías renovables en México y el mundo

El Director General del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE), Raúl Talán Ramírez, se enfocó en el tema de las energías renovables, tema que consideró de gran polémica. A manera de introducción dijo que ya el premio Nobel de Física, Robert B. Laughlin asumió que “dentro de unos cientos  de  años,  los   seres   humanos no   quemarán   más   carbón,   petróleo y gas natural…” esto es, obviamente por el fin de los combustibles que son de naturaleza no renovable. Agregó que independientemente de cuándo se llegue a esa situación, ya sea por razones económicas o ambientales, las energías renovables son una opción interesante y su incursión al sector energético es irreversible y se debe sacar el mayor provecho de ello.

En referencia al Acuerdo de París, el que según su experiencia ha sido manejado de una manera discursiva equivocada al tratar de ponderar a las energías renovables denostando a las energías de combustibles fósiles, cuando en la práctica son complementarias, destacó que algunos de los compromisos específicos de dicho Acuerdo, son:

  • Para el año 2050 llevar a cabo una reducción rápida de los Gases de Efecto Invernadero (GEI) para lograr un balance entre emisiones y absorción.
  • Examinar cada cinco años los compromisos determinados por los países signatarios en materia de reducción de sus
  • Presentación de compromisos con metas al año

Hizo referencia a la publicación The Truth Behind the Climate Pledges de Robert Watson del Intergovernamental Panel on Climate Change, en el que se anunció claramente que el 60% de la contaminación la proporcionan solamente cuatro países: China, Estados Unidos, India y Rusia, así como la Comunidad Europea y de todos ellos, fuera de Europa, ninguno presentó compromisos para cumplir las metas que el mismo Acuerdo de París puso.

 

En el caso de México, dijo que es irrelevante para efectos del desempeño del globo terráqueo y recordó que en Estados Unidos, durante la administración del exmandatario Donald Trump, se anunció su salida de este pacto, porque se consideró que debilitaba a su economía, redistribuía su riqueza fuera y que no les permitía utilizar todos sus recursos energéticos.

Subrayó que uno de los escenarios más impactantes con o sin Acuerdos de París, es que para el año 2100, si nadie hace nada, el planeta puede subir a 5 grados centígrados sobre la temperatura previa a la etapa industrial. Otro escenario es que, sí se hace todo lo que se ha prometido y se cumpliera con la COP1 a la COP20 se llegaría a un escenario de 2.8 grados. Por lo anterior, dio a conocer algunas acciones recomendadas por los técnicos del IPCC para cumplir con las metas de la COP21:

  • Ampliar la presencia de nuevas plantas de generación renovables de energía.
  • Incrementar las acciones en eficiencia energética. Con las tecnologías actuales se pueden reducir las emisiones de CO2 en un 40% para el año 2040.
  • Cerrar una parte importante de las 2,400 plantas carboeléctricas existentes (hay 250 plantas nuevas en construcción).

Aseveró que sí hay crecimiento en plantas de generación renovable en un 80% (según IRENA) pese a que sigue siendo un volumen pequeño y sigue habiendo casi un 80% a nivel mundial de energía fósil. Añadió que al incrementar la eficiencia energética, el mayor beneficio sería para los países en desarrollo, pero desafortunadamente es donde menos se aplica, debido a que es parte del subdesarrollo cultural y tecnológico y complementó con la siguiente información:

  • Es un componente económico factible de atender y al alcance de los países en
  • Poco apreciada en países en
  • En el marco de la Reforma Energética de la pasada Administración se le retiraron sus principales apoyos financieros.
  • En la presente Administración se continuaron los recortes a los fondos para apoyos de eficiencia energética.

En el tema de las carboeléctricas, señaló que China tiene 1,082 en construcción, mientras que la India 281, Estados Unidos 252, Japón 87, Rusia   85,   Indonesia   77,   Alemania 74, Polonia 50, Turquía 32 y México sólo tiene tres plantas, dos de ellas operando.

En lo relativo a la legislación nacional en materia de cambio climático y transición energética, Raúl Talán recordó que en México hay dos documentos rectores: la Ley General de Cambio Climático y la Ley de Transición Energética. En cuanto a la primera, que está vigente, fue ajustada en 2018, lo que conllevó a que se hicieran obligatorios los  Acuerdos de París, que hasta esa fecha eran condicionados. “El país se compromete a reducir  de  manera  no  condicionada un 22% sus emisiones de GEI y un 51% sus  emisiones  de  carbono   negro   al año 2030 con respecto a la línea base” lo que significa que este compromiso, asumido como contribución determinada a nivel nacional, implica alcanzar un máximo de las emisiones nacionales al año 2026; y desacoplar las emisiones de GEI del crecimiento económico, la intensidad de emisiones por unidad del PIB se reducirá en alrededor de 40% entre 2013 y 2030.

Presentó los costos unitarios del cumplimiento de las metas de los principales compromisos COP21 México, por sector, quedando de la siguiente manera:

  • Transporte 18%

 

  • Generación eléctrica 31%

 

  • Residencial y comercial 18%

 

  • Petróleo y gas 14%

 

  • Industrial 5%

Consideró que el problema no es sólo ambiental, sino mantener un desarrollo económico sustentable y garantizar a las siguientes generaciones los recursos para su desarrollo. Aseguró que hay escenarios a futuro, según la Agencia Internacional de Energía se pretende cumplir con los Acuerdos de París, duplicando el Producto Mundial Bruto al 2040, basado en la fórmula de 44% de eficiencia energética, 36% renovables, 2% cambios de combustible y 6% de energía nuclear y otras.

El director del FIDE enumeró algunas fortalezas de las energías renovables intermitentes, entre ellas:

  • Coadyuvan  en   la   diversificación   de   las matrices energéticas.
  • Apropiadas para proyectos de generación distribuida.
  • Aportaciones bajas de residuos contaminantes en su operación y en su disposición final.
  • Con reducciones importantes por razones de economías de escala.

En el rubro de políticas públicas, Raúl Talán enfatizó que para lograr un crecimiento económico con reducción de niveles de GEI se requiere del apoyo de políticas públicas para acelerar la introducción de nuevas tecnologías de carácter renovable que ayuden en la atención de dicho desafío. Indicó que todas las políticas públicas operan con base en instrumentos económicos, e identificó cuatro grupos: fiscales, financieros, de mercado y de inversión directa, y agregó que los países tienen su propia mezcla, en el caso de Alemania se opera con instrumentos económicos, fiscales y de inversión directa, pero tomaron decisiones como altos subsidios a tarifas de renovables y apostaron al desmantelamiento de una buena parte de su capacidad de generación, lo que Talán consideró una decisión grave.

 

Mientras que en Estados Unidos se observa un proceso de cambio de política pública, conservando la independencia energética, la protección de las cadenas de suministro y valor de su industria y búsqueda de la recuperación de su posición dominante en el mercado de la industria energética mundial. Enfatizó que el Presidente Biden ha ofrecido reconsiderar la salida de su país de los Acuerdos de París, revisar y reponer estímulos energéticos para la fabricación de equipos hechos en EUA, en concreto se consideran metas ambiciosas en energía y generación distribuida, promete recursos para investigación y desarrollo tecnológico, pero sobre todo llevan meses revisando las cadenas de suministro y valor de la economía de EUA bajo criterios de independencia y soberanía.

Señaló que en México se privilegiaron los instrumentos económicos de mercado por encima de los fiscales, financieros y de inversión directa. Además, se omitió incorporar a la EE como uno de sus puntales y se optó por cambios radicales en lugar de unos más acordes con la realidad histórica, económica, tecnológica y social del país. “El dilema no es si habrá o no transición energética hacia nuevas tecnologías de menor impacto al medio ambiente, el dilema es si como país seremos agentes preponderantes en el desarrollo y consolidación de las cadenas de suministro y de valor de las nuevas tecnologías,  o  bien  seremos simples observadores de este hecho histórico”.

Resaltó el rol de las cámaras empresariales en las nuevas cadenas de suministro y valor, por lo que hizo la siguiente recomendación a la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas, “como institución de interés público y como órgano de consulta y colaboración del Estado para el diseño, divulgación y ejecución de las políticas, programas e instrumentos para el fomento de la actividad económica nacional, se recomienda incorporarse  como   mediador   en la dinámica de concertación  entre las autoridades del sector eléctrico nacional y las empresas emergentes participantes en la generación de energías renovables, a efectos de llevar a cabo ajustes en la normatividad vigente que respondan tanto a la necesaria participación de la empresa pública como de la privada en las actividades de este sector estratégico para la nación”.

Adicionalmente recomendó incorporar las tecnologías renovables intermitentes a las políticas vigentes de fortalecimiento de proveeduría local y estandarización, normalización y certificación de equipos de plantas de energías renovables. Finalmente, el ingeniero Raúl Talán felicitó a la CANAME por el acuerdo histórico logrado con la Comisión Federal de Electricidad y la Secretaría de Economía de incorporar un mínimo de un 12% de contenido nacional en las nuevas centrales de generación eléctrica de ciclo combinado e invitó a hacer extensivo dicho acuerdo para las nuevas centrales eléctricas renovables de carácter intermitente que se ajusten a este criterio de contenido nacional.

Panel Proyecto Telegestión CONUEE-CANAME

Odón de Buen Rodríguez, Director General de la CONUEE participó en este panel con una introducción titulada “Hacia la telegestión en el alumbrado público”, en la cual mencionó que en México el alumbrado público es una necesidad social insatisfecha, en donde dos de cada tres ciudadanos manifestaron sentirse inseguros en espacios físicos y el 57.3% consideran el alumbrado público como insuficiente. Indicó que el Banco Mundial destaca que la inseguridad y la violencia son provocadas por la limitada infraestructura urbana, la falta de alumbrado público y avenidas angostas.

Subrayó que el costo de proveer el servicio del alumbrado público es alto, el nivel de gasto operativo de un municipio tiende a ser elevado y es equivalente aproximadamente al 85.6% de sus ingresos operativos en promedio. En cuanto al ahorro de energía, la posibilidad de integrar nueva tecnología a los sistemas de iluminación, así como con los sistemas de telegestión, pueden permitir ahorros de hasta un 90% del costo actual.

Informó que la CONUEE cuenta con un programa orientado a los alumbrados públicos y el promedio de ahorro está entre el 40 y 50%, monto significativo en la reducción del gasto de los ayuntamientos y municipios. En cuanto a la numeralia del alumbrado público, compartió que se estima que hay 12 millones de sistemas de alumbrado público instalados en municipios, servicio que es prestado por las 2,458 autoridades municipales y cerca del 60% de la facturación eléctrica se lleva a cabo a través de una estimación.

Comentó la posibilidad que da la tecnología, particularmente el hecho de que la mayoría de los nuevos proyectos de alumbrado público son a partir de luminarias tipo led, dispositivo electrónico que a su vez puede contener otros elementos, no sólo para proveer la iluminación sino también para manejar sus niveles, encendido y apagado y comunicarse con los administradores del sistema para detectar fallas, así como incluir nuevos elementos en los postes como sistemas de control de tráfico, vigilancia, o detección de altos niveles de contaminación, entre otros.

Destacó la colaboración permanente que tiene la CONUEE con la CANAME y sus afiliados, especialmente los que están relacionados con los sistemas de alumbrado público. Indicó   que se ha explorado un proyecto, que ya inició con la instalación de manera piloto en diferentes puntos del país, de tecnología disponible para avanzar en la aplicación de la modernización de los sistemas de iluminación, y que se ha conversado con CFE en relación a la posibilidad de tener esta tecnología para hacer la medición del consumo.

Odón de Buen manifestó su reconocimiento    y     agradecimiento a la participación de las empresas afiliadas a CANAME y destacó la gestión que la CONUEE lleva a cabo entre los ayuntamientos   interesados y las empresas, coordinando este esfuerzo junto con las autoridades de CANAME.

El moderador del panel fue Héctor Ledezma, Director de Fomento, Difusión e Innovación de CONUEE, quien realizó varias preguntas a los participantes del panel.

En relación a los elementos que conforman un sistema de telegestión para el alumbrado público, Carlos Contreras, líder del Segmento Público de SIGNIFY, señaló que estamos en un momento importante en cuanto a desarrollo tecnológico, donde se dan los primeros pasos a la era del todo conectado, y el alumbrado público no puede quedarse atrás, añadió que con este tipo de sistemas y administradores se busca tener la posibilidad de controlar el alumbrado público y enumeró tres aspectos básicos de cualquier sistema de telegestión, que permitirán administrar, medir y monitorear el sistema de alumbrado público:

  • Los activos, es decir los luminarios y sus accesorios
  • Un medio de comunicación que garantice la conectividad entre los equipos y por ende la comunicación con los servidores
  • Una plataforma y software que permita contar con las herramientas necesarias para administrar este tipo de sistemas

En este mismo rubro, Sergio Ferrer, Gerente de Soluciones de Acuity Brands, dijo que además de la parte física de estos componentes de telegestión, hay otros dos factores importantes para el éxito de estos dispositivos: el servicio al cliente y el entrenamiento a las personas. Subrayó que estos sistemas para poder funcionar correctamente tienen que estar supervisados, mantenidos adecuadamente y los municipios necesitan tener compañías disponibles para darles el soporte que requieren, por lo que consideró indispensable comenzar a formar gente de alto nivel en los municipios.

 

En relación a las condiciones que requiere un municipio para instalar los sistemas de telegestión, indicó que desde el punto de vista del luminario, normalmente se desea que éste tenga un conector de 5-7 pines para permitir la atenuación, “se pueden controlar  inclusive  luminarios  que  tengan  los  tradicionales  3  pines, pero en esas condiciones se estaría un poco limitado en el sentido de no poder atenuar, que es  una  parte  fundamental  de  los  beneficios  de  esta  tecnología”. Otro problema es que no se tengan drivers pre-programados, porque lo que se desea con este sistema de telegestión es enviar comandos en tiempo real y poder ajustar y cambiar la intensidad de cualquier luminaria en cualquier lugar y en cualquier momento.

Carlos Contreras comentó que cuando un municipio aún cuenta con lámparas de aditivos metálicos o vapor de sodio, limita sus alcances con los sistemas de telegestión, y resaltó la importancia de que el municipio tenga conocimiento de la infraestructura que tiene instalada, por ejemplo si tiene la base para fotocelda de 2.5 o 7 pines, porque en función de eso se tienen limitantes, ente menos pines se tiene, la comunicación se restringe y por ende habrá mayores limitaciones.

Refirió que es fundamental que los municipios del país eviten caer en la obsolescencia de tecnología, es decir un sistema de alumbrado público viejo e ineficiente, puesto que lleva a incrementar los costos de operación y mantenimiento y consideró que con los tele-sistemas de gestiones se ponen las bases futuras para poder enfrentar el reto que tienen todas las ciudades, relativa a una explosión demográfica en los próximos 30 años, una cantidad importante de personas viviendo en las ciudades que demandarán servicios. Al tender a una ciudad inteligente se comenzará a contar con la infraestructura requerida para ser competitivos y obtener beneficios como el ahorro de energía eléctrica.

Respecto a los beneficios, Sergio Ferrer dijo que estos sistemas de telegestión pueden proporcionar ahorros, pues se logra eficiencia energética al ajustar los niveles lumínicos y tener control punto por punto de los luminarios, así como poder hacer ajustes en cualquier punto de la ciudad. En el tema de la seguridad destacó que ayuda a saber cuándo una lámpara deja de funcionar, actualmente cuando no se cuenta con este sistema, una lámpara puede estar apagada muchas semanas o meses, y con el sistema de telegestión se logra un nivel de calidad en el servicio de primer mundo, es decir, en dos días esa lámpara estará reparada.

Sobre el porcentaje de ahorro que representa contar con este sistema, Sergio Ferrer indicó que es variable, puede ser entre el 20 y el 30% dependiendo de la región y aclaró que se puede tener un número exacto cuando se centra en un municipio en particular que cuenta con un censo de alumbrado público y se sabe de qué potencia es cada luminaria y en qué zona está, de esta forma se puede realizar un cálculo bastante acertado del ahorro.

Carlos Contreras añadió que a este porcentaje del 20-30% de ahorro por el sistema de telegestión, podría sumarse el ahorro por el cambio tecnológico, donde se podrían llegar a tener ahorros de 80 a 90%.

Sobre el programa piloto que se está llevando a cabo, en el que participan junto con CONUEE y los municipios, Sergio Ferrer resaltó la importancia del aprendizaje del recurso humano, “las primeras instalaciones tuvieron varios imprevistos y para las siguientes ocasiones se mejoró bastante”.

 Por su parte Carlos Contreras dijo que se lleva una experiencia en dos sentidos, por un lado la importancia de que los municipios cuenten con este sistema de telegestión, que sepan de sus beneficios; y por el otro lado aspirar a la regulación de este tipo de sistemas, tener una normatividad que haga considerar a los sistemas de telegestión como un elemento confiable para la medición del consumo de energía eléctrica.

Firma de Convenio

En el marco de los trabajos del SIEC, se dio la firma de un convenio de colaboración conjunta del grupo de los ocho organismo clave del sector eléctrico, Hugo Gómez Sierra, Presidente de CANAME señaló que “estamos reactivando un acuerdo de colaboración  entre  ocho  instituciones  comprometidas  con  la  seguridad del sistema eléctrico nacional, acuerdo que se detonó hace más de 10 años y que ahora refrendamos con el compromiso común de continuar apoyando la modernización y la competitividad de la cadena productiva del sector eléctrico”.

 El convenio, que tiene como objetivo principal fortalecer la cultura de la legalidad, a través de la promoción y desarrollo de acciones que orienten a los fabricantes, instaladores, distribuidores, contratistas y usuarios finales, hacia un uso seguro y responsable del manejo de la energía, así como combatir el comercio ilegal y la piratería de los productos ilegales, fue firmado por la Asociación Mexicana de Empresas de Eficiencia Energética (AMENER), la Asociación Mexicana de Empresas del Ramo de Instalaciones para la Construcción (AMERIC), la Asociación Mexicana de Unidades de Verificación de Instalaciones Eléctricas (AMUVIE), la Asociación Nacional de Normalización y Certificación (ANCE), la Confederación Nacional de Asociaciones de Comerciantes de Material y Equipo Eléctrico (CONACOME), la Federación de Colegios de Ingenieros Mecánicos Electricistas, Electrónicos y ramas afines de la República Mexicana (FESIME), la Unión Nacional de Constructores Electromecánicos y la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas (CANAME).

Explicó que la normalización es uno de los principales elementos que contribuyen a desarrollar un contexto competitivo que propicie la innovación, genera valor agregado a través de la mejora continua de los productos y servicios hechos en México con impacto en los mercados nacionales e internacionales, “este grupo de ocho instituciones firmantes  expresamos  la  necesidad  de  ser  parte  activa del proceso de revisión del reglamento del sistema de  infraestructura  de  la calidad, ya que toda la cadena productiva del sector eléctrico está directamente relacionado con este marco normativo”, indicó.

La industria mexicana es apreciada internacionalmente por sus altos estándares de calidad, “hoy debemos hacer un esfuerzo conjunto para reactivar a nuestro mercado interno, teniendo a las manufacturas nacionales como uno de sus principales motores, es imperativo promover la vigilancia y cumplimiento de las Normas Oficiales Mexicanas, por parte del gobierno, del sector privado y los propios consumidores”.

 Juan Manuel Rosales Salazar, Presidente de ANCE, indicó que el año pasado asumieron como reto el fortalecer y mantener la innovación constante para el SIEC y consideró que el Simposium es el fiel reflejo de la industria eléctrica, la cual mantiene como uno de sus ejes estructurales la innovación, la mejora continua y el trabajo en equipo. Subrayó que debido a la emergencia sanitaria mundial se han visto obligados a adaptarse a nuevos retos para reactivar la economía y a encontrar formas innovadoras de comunicarse y cooperar, gracias a los avances tecnológicos.

Indicó que durante el Simposium han sido parte de una serie de conferencias magistrales que integran diversos aspectos de importancia para el sector eléctrico, destacó de manera especial la intervención del Dr. Yinbiao Shu, Presidente de la Comisión Electrotécnica Internacional, quien resaltó la importancia de la industria eléctrica mexicana a nivel mundial y de cómo nuestra industria, a tevés del Comité Electrotécnico Mexicano ha alcanzado posiciones estratégicas dentro de la estructura de la IEC; así como de expertos en la materia que presentaron varias perspectivas con respecto al futuro de la industria eléctrica en México, la cual se visualiza prometedora gracias a la política de infraestructura que impulsan nuestros principales socios comerciales en América del Norte y del T-MEC.

Puntualizó el compromiso por parte de los afiliados hacia la mejora en la calidad de vida de las personas y el cuidado del medio ambiente, haciendo una transición paulatina de energías combustibles a energías renovables, tarea nada sencilla, pero obligatoria pensando en nuestro planeta, así como el cumplimiento y la vigilancia del mercado por parte de la autoridad y organismos como ANCE, que coadyuvan a esta importante tarea.

Resaltó el trabajo que se ha hecho desde la CONUEE en materia de regulaciones que permiten asegurar una mejor calidad, desempeño y sobre todo reducir el consumo energético en nuestro país. “Todos en conjunto, gobierno, empresa, academia, ciudadanos, nos comprometemos por consumir y desarrollar productos de calidad en cumplimiento con las normas de seguridad, con la eficiencia energética que nos permitan contar con ambientes seguros y cuidar nuestro planeta”, concluyó.

Hugo Gómez Sierra, Presidente de CANAME, dijo que tiene un significado especial el celebrar este evento en el marco del 65 aniversario de la Cámara, nos sentimos muy satisfechos de los resultados y las ponencias desarrolladas en el SIEC 2021, retos y oportunidades para las manufacturas eléctricas, en el nuevo entorno del sector eléctrico mexicano”. Añadió que el Simposium se consolida como una plataforma para la interacción entre los propios empresarios de las manufacturas eléctricas con representantes del sector eléctrico público y privado, presentes durante el evento, señaló que se logró un registro de más de tres mil personas, de poco más de 30 países de América, Europa, Asia y Oceanía.

“Gracias a las intervenciones y pláticas brindadas por 36 ponentes, quienes nos compartieron su experiencia, hoy tenemos una visión más amplia y clara de las expectativas sobre el futuro del sector eléctrico mexicano, sin embargo los desafíos continúan, por lo que es necesario que sigamos más unidos y trabajando para analizar y proponer acciones que se reflejen en un crecimiento de la industria nacional”, indicó.

Expresó que en CANAME están convencidos que la colaboración estrecha con las instancias gubernamentales permitirá establecer un diálogo productivo, que fructifique en el fortalecimiento del mercado interno, la vigilancia y cumplimiento de productos eléctricos y sobre todo propiciar una mayor integración nacional dentro del sector eléctrico, donde existe un amplio panorama de oportunidades, dadas las capacidades del sector manufacturero de México.

Agradeció a la audiencia y membresía su interés, pero sobre todo su compromiso de seguir buscando nuevas oportunidades que signifiquen crecimiento y fortalecimiento para el sector y para nuestro país. Siendo las 2:25 de la tarde del día 5 de agosto de 2021, declaró clausurados los trabajos del Simposium Internacional de la Energía 2021.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.