Panel «Vigilancia de mercado en productos eléctricos: casos de éxito»

Este  panel  inició  con   la   ponencia de Yanina Shultz Zamacona, Subadministradora de Investigación Aduanera de la Administración General   de   Aduanas,   ella   inició su participación recordando el fundamento legal mediante el cual la Administración General de Aduanas entrega, de manera mensual, a Cámaras y Asociaciones  que participan en el Programa de Control Aduanero (PROCAFIS) la información estadística que contiene los datos de todos los  pedimentos  de  importación y exportación de sus sectores industriales.

Agregó que el PROCAFIS fue instituido   por   la    autoridad    con el objetivo de atender toda la problemática de comercio  exterior en relación a importaciones, posibles irregularidades o posibles evasiones de pago de cuotas compensatorias. Actualmente participan en el programa 86 sectores y se basa en cinco ejes esenciales:

Reuniones de trabajo con organismos empresariales, que pueden ser mensuales, bimestrales o semestrales, dependiendo de la problemática del sector y la sensibilidad de las mercancías en sus fracciones arancelarias.

Información de pedimentos, la cual se entrega mensualmente a las Cámaras y Asociaciones, quienes hacen un análisis de los datos presentados y si encuentran alguna posible irregularidad se inicia una investigación.

Observadores en todas las aduanas del país, con el objetivo de coadyuvar con la autoridad aduanera, detectan si existe alguna irregularidad y si es así la autoridad procederá lo conducente.

Capacitaciones, que ayudan a tener la sensibilidad necesaria y a distinguir la problemática entre la clasificación arancelaria, evasión de cuotas compensatorias o incumplimiento de alguna norma.

Seguimiento y planteamiento de irregularidades, una vez reportadas por el sector, se realiza una revisión general a las operaciones y un análisis de subvaluación, verificación de clasificación arancelaria, cumplimiento de regulaciones y restricciones no arancelarias, así como situación fiscal.

Shultz Zamacona informó que han estado revisando operaciones de comercio exterior de presuntas empresas con irregularidades al momento de importar ciertas fracciones arancelarias, sujetas a alguna regulación o restricción arancelaria, en el caso de CANAME dijo que se detectó en la aduana de Ciudad Juárez la importación de motores eléctricos en una clasificación arancelaria que no le correspondía, determinándose la omisión de contribuciones de impuestos al comercio exterior y el incumplimiento de las Normas Oficiales Mexicanas, este caso también fue reportado a la Administración General de Auditoría de Comercio Exterior, por lo que se iniciaron dos actos de fiscalización.

Mencionó también los resultados que han tenido con el Programa de Control Aduanero para el Sector de Eléctricos y Electrónicos, donde en este momento tienen a siete contribuyentes reportados por la CANAME en el padrón de importadores, y resaltó la importancia de estar en contacto permanente con la Cámara de Manufacturas Eléctricas y el compromiso de seguir trabajando para poder dar los resultados que se esperan de la autoridad.

La siguiente expositora del Panel fue Talía del Carmen Vázquez Alatorre, Subprocuradora de Verificación de PROFECO, ella subrayó que la Procuraduría ha tomado como prioridad la agenda 2030 y el Plan Nacional de Desarrollo, y que la Subprocuraduría de Verificación trabaja todos los días con la Dirección General de Normas de la  Secretaría de Economía, con el  objetivo  de cuidar al consumidor. Destacó que precisamente la Ley Federal de Protección al Consumidor permite verificar que no se ponga en riesgo la vida, la salud, la seguridad, la economía o el patrimonio de un consumidor y que existen también las Normas Oficiales Mexicanas, asimismo destacó la relevancia del trabajo coordinado  con la Secretaría de Economía.

Informó que hay una propuesta innovadora de una nueva ley que sustituirá a la Ley Federal de Metrología y Normalización, resultaba una complicación, la nueva legislación se llama Ley de Infraestructura de la Calidad, el cambio se debe a que de las aproximadamente 750 Normas Oficiales Mexicanas sólo 250 tienen evaluación de la conformidad. La nueva ley va a tener laboratorios, institutos autorizados, como el Instituto Nacional de Geología, del IMP, y laboratorios de la Universidad Nacional Autónoma de México y del Politécnico Nacional.

Mencionó que en el Plan Nacional de Desarrollo se  señala  la  importancia de ir migrando hacia la generación de energía a  través  de  paneles  solares o energía eólica, y que todas las instituciones deben adecuarse a ello. Añadió que en el tema de la Norma del Etiquetado Frontal, el Director General de Normas y el Subsecretario de Industria y Comercio de la Secretaría de Economía, se comprometieron a que las Normas Oficiales Mexicanas estarán listas pronto, terminadas y publicadas con sus transitorios para entrar en vigor en seis u ocho meses.

La Subprocuradora indicó  que  en  la nueva Ley  de  Infraestructura  de la Calidad, las Normas Oficiales Mexicanas se  llamarán  estándares y seguirán siendo voluntarias, pero tendrán un manejo mucho más fluido para que la industria vaya marcando sus procesos de innovación . Convocó a todos los agremiados de CANAME a participar en los grupos de trabajo, y resaltó que uno de los valores principales del Plan Nacional de Desarrollo es que el poder público debe servir al interés público, no al privado, como antes.  Reiteró  el  llamado  a la Cámara para que participe en el Sistema de Normalización, donde En relación al objetivo 12 de la Agenda, referente a la producción y consumo sustentable, señaló que le toca a la industria cambiar de chip, debido a una necesidad mundial ante el cambio climático, y que como consumidores también debemos asumir ser parte del problema, «se requiere que el consumidor tome la responsabilidad no en el momento del desecho, sino en el de la compra, al estar frente al anaquel, analizar si el producto le hace daño a mi salud o a la del planeta, decidir no comprarlo» . Dijo que se fortalecerá esta actitud, y ya se trabaja de manera coordinada con COFEPRIS y con las secretarías de Salud, Economía, y Educación Pública, «queremos tener ese chip con los niños, a los que les tenemos mucha fe para fomentar el consumo informado y responsable», el empoderamiento del consumidor con información es precisamente una de las tareas primordiales de PROFECO.

Finalizó este panel con la participación de Odón de Buen Rodríguez, Director General de la CONUEE, quien en primer lugar refirió la importancia del trabajo de las normas de eficiencia energética en México, que parten de la Ley Federal de Metrología y Normalización, y de acuerdo a evaluaciones de la Agencia Internacional de Energía, los equipos que representan más del 55% del consumo final de energía en nuestro país están bajo una norma de la CONUEE, con lo que cubren una buena parte del universo de equipos y de consumo. En segundo lugar platicó sobre los impactos que se  tienen por el Programa de Normas, donde se nota una disminución en el gas y en la electricidad y de acuerdo a una evaluación de la CEPAL, en México la intensidad energética del sector residencial bajó 45% en 20 años, y gracias a las normas la población más pobre paga menores costos por los servicios energéticos. El tema de ahorro de energía es un elemento de competitividad de las empresas.

Habló de dos perspectivas sobre lo que hacen en la CONUEE, una secuencial y otra institucional. En la primera perspectiva identificó tres pasos fundamentales en normalización: tener la norma, al respecto comentó que actualmente hay homologación con EUA y Canadá en motores eléctricos, resaltando que han sido procesos complicados, de consenso con los técnicos y conversación constante con el sector privado; establecimiento del sistema de evaluación de la conformidad, de las 32 normas que tiene CONUEE, 29 cuentan con sistema de evaluación de la conformidad, se tiene un sistema robusto, conformado por laboratorios, organismos de certificación y unidades de verificación, acreditados por la ema; y vigilancia de mercado, en este rubro la ley da el apoyo a las normas por medio de PROFECO y del SAT, pero en algunos casos ocurre que a través de huecos en la ley se cuelen productos.

De Buen Rodríguez comentó  que  desde  la  perspectiva  institucional  se han realizado varias acciones en la CONUEE. En primer término la ley, los reglamentos, las disposiciones y muchas reglas que se van estableciendo hasta el mínimo nivel de detalle, por ejemplo el PEC, que resulta ser una definición muy importante que está a revisión constantemente y que hay que trabajarlo con cuidado con los actores de mercado.

Agregó que en el tema de la gobernanza trabajan con diversos sectores generando consensos y gracias a ello han ido resolviendo los problemas que se presentan, por ejemplo el tema de la importación de decenas de millones de focos incandescentes que sin cumplir la NOM lograron entrar al país por un hueco legal y que afortunadamente y gracias al trabajo conjunto de CANAME, CONUEE, PROFECO y la Secretaría de Economía, entró un nuevo acuerdo de NOM’s que permitió cerrar ese hueco.

El Director General de la CONUEE se dijo satisfecho de la Ley Federal de Metrología y Normalización y reconoció el peso institucional de la Cámara de Manufacturas Eléctricas en cuanto a su destacado trabajo que les ha permitido sobrevivir en el mercado, y se mostró animado de participar en la discusión de la nueva ley, donde, dijo, sí hay necesidad de cambiar las cosas.

Afirmó que hay un lado del sector al cual le han servido las normas, con un impacto social importante, inclusive acorde con los objetivos del milenio y compartió que le otorgaron un reconocimiento en Naciones Unidas, «en buena medida por el  impacto que tiene lo que hacemos en México específicamente en normas y hay que cuidarlo y para eso está el trabajo institucional, se debe mantener la voluntad de todos para empujar el tema por  el  lado  de  la  formalidad y asegurarnos que se cumplan los objetivos que nos importan», finalizó

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.