Necesario incluir tema legal en la COP26: Centro Mario Molina

La próxima COP26 no incluye un tema de legislación, por lo que es necesario lograr un marco legal posible con urgencia, ya que brinda certeza jurídica, afirmó Eduardo Bárzana García, director ejecutivo del Centro Mario Molina.

“No se ha tomado el asunto jurídico con la relevancia necesaria”, declaró Bárzana durante el tercer día del foro PRECOP-26 de la Sociedad Civil, organizado esta semana por la Iniciativa Climática de México (ICM), con la participación de 12 organizaciones de la sociedad civil.

En este sentido, en el último día de actividades, el foro concluyó –entre otros puntos– en que las acciones de mitigación, adaptación y financiamiento climático en México necesitan una sólida base legal que ayude al país a impulsar metas más ambiciosas y ordenadas, conforme lo exige el Acuerdo de París.

En la misma línea, Rafael Coello, secretario general de Acuerdos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, destacó que, en México, los amparos recientes por juicios relacionados con las afectaciones climáticas a la población no han prosperado porque no han acreditado que el demandante sea parte de una colectividad afectada, lo que sienta un precedente interesante para reflexionar.

El foro PRECOP-26 de la Sociedad Civil forma parte de las actividades que impulsa ICM de cara a la realización de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, COP26, que se llevará a cabo en la ciudad de Glasgow, Escocia, en la última semana de noviembre y la primera de diciembre de este 2021.

Un día antes, José Luis Samaniego, director de la División de Desarrollo Sostenible y Asentamientos Humanos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), lamentó que en la región se ha desaprovechado la oportunidad de invertir a favor del medio ambiente y que, a treinta años de la Cumbre de la Tierra, los sectores económicos y no ambientales están todavía a favor de los patrones de consumo altos en carbono.

“Con un aumento de 4 grados en la temperatura, México podría perder el 21.2% del PIB para 2050, lo que refleja un futuro sombrío”, advirtió.

Por su parte, Alejandra Elizondo Cordero, investigadora en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), explicó que para que un Sistema de Comercio de Emisiones funcione, el gobierno ya no puede estar jugando un doble papel: por un lado, apoyando una política climática y por otro refrendando una política energética regresiva y basada en los combustibles fósiles.

“Tiene que haber castigos suficientemente fuertes para que la reducción de emisiones se lleve a la práctica, independientemente de si los actores son públicos o privados”, planteó durante la mesa Mecanismos de Mercado y No Mercado.

Durante la primera jornada del foro, el embajador de Reino Unido en México, Jonathan Benjamin, consideró que, a pesar de que en el mundo hay un escenario poco alentador en la lucha contra el cambio climático, el papel de la sociedad civil es importante para enfrentar los retos, algo que se ha dado bien en México, según estimó.

Los gobiernos van y vienen, señaló, pero los ciudadanos permanecen y por ello incorporar la participación de la sociedad civil es clave para dar lugar al desarrollo y construir soluciones.

“México es sumamente diverso tanto en el reto y vulnerabilidad que tiene su población frente al cambio climático, pero también por las oportunidades que su territorio y población ofrecen para encontrar alternativas”, indicó.

Añadió que la voz de las organizaciones no gubernamentales fortalece a la administración pública y que, sin su participación, ideas y compromiso, no puede haber ni la mitad del impacto necesario en la COP26. “Es aquí donde se generarán las ideas que lograrán el avance de las negociaciones en Glasgow”, resaltó.

Nick Bridge, representante especial del secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido para Cambio Climático, se pronunció por que todos los países participantes en la Conferencia tienen que demostrar que pueden mantener los compromisos del Acuerdo de París y reducir las emisiones en al menos un 50% para el año 2030.

“Sabemos cómo hacerlo. Ahora necesitamos acciones y pasos reales. Es una prioridad cumplir con los objetivos de reducción de emisiones”, alentó.

Aun con ello, Laurence Tubiana, directora ejecutiva de European Climate Foundation, dijo que el mundo está lejos de ser ambiciosos en el logro de objetivos climáticos y que la tendencia no indica que a nivel global estemos en la dirección correcta para cumplirlos.

Asimismo, lamentó la ausencia de una política energética y climática por parte de México.

El evento PRECOP-26 de la Sociedad Civil fue promovido por ICM; el Centro de Colaboración Cívica (CCC); el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA); el Centro Mario Molina, y por el Grupo de Financiamiento Climático para América Latina y El Caribe (GFLAC).

También por Greenpeace; el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP); PRONATURA; The Climate Reality Project; Transparencia Mexicana; el Instituto de Recursos Mundiales (WRI México) y World Wildlife Foundation (WWF).

Fuente: energiaadebate.com

Publicado en Revista Caname

24 de septiembre de 2021

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.