La CFE acapara la mayoría de los proyectos energéticos del plan de inversiones

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) desarrollará la mayoría de los proyectos del sector energético anunciados en la segunda etapa del plan de inversiones, con el que el gobierno federal pretende dar un empuje a la economía nacional, que se ha visto duramente afectada por la pandemia de coronavirus

A pesar de que el plan fue anunciado en conjunto con la iniciativa privada, sólo uno de los proyectos del sector energético será de una compañía distinta a CFE. IEnova, filial de la estadounidense Sempra Energy, desarrollará la terminal de licuefacción de gas natural Energía Costa Azul, una de las obras más grandes contenidas en el plan, por 47,000 millones de pesos.

En total, el plan dado a conocer contiene nueve proyectos relacionados con el sector energético. Ocho de estos serán desarrollados por la empresa eléctrica nacional.

De estos últimos, seis corresponden a centrales de ciclo combinado, y el resto a una estación de compresión por 1,598 millones de pesos y a un gasoducto transístmico, por 9,030 millones de pesos, que construirá en conjunto con el Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT).

“Aun cuando estos van a ser ejecutados fundamentalmente con recursos propios de la CFE, tienen dos características por las cuales decidimos incluirlos: una, son complementarios de algunos de los proyectos adicionales que ya habíamos anunciado y otra, serán motivo de contratos importantes para los proveedores de la CFE”, dijo Arturo Herrera, secretario de Hacienda, en Palacio Nacional.

Las inversiones en centrales de ciclo combinado ascienden a 59,077 millones de pesos y estarán ubicadas en sitios como Mérida, Baja California Sur –ambos con serios problemas de suministro eléctrico– y Tuxpan.

Algunas de estas centrales eléctricas forman parte del Programa Definitivo de Centrales 2020-2024, aprobado por el consejo de administración de la compañía en julio pasado.

La CFE desarrollará estos proyectos a pesar de que participantes del sector señalan que la compañía no cuenta con suficientes recursos para invertir en nuevas plantas.

En julio pasado, la compañía canceló las licitaciones internacionales para la construcción de cuatro nuevas centrales de generación eléctrica, bajo el argumento de los efectos generados por la pandemia de coronavirus.

Uno de los principales ejes del gobierno federal en el sector yace en que la empresa eléctrica nacional recupere participación en el mercado de generación eléctrica, para lo que han promovido una serie de cambios en las legislaciones secundarias en la materia.

 

Fuente: Expansión

Publicado en Revista Caname Digital

01 de diciembre de 2020

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.