Inversión renovable en México cae más 40%; lo peor aún está por venir

El número de proyectos eólicos y solares que pretenden incorporarse a la matriz energética mexicana cayó 60% y 40% respectivamente, de acuerdo con un estudio de la Agencia Internacional de Energía.

El organismo adjudica esta desaceleración en la inversión renovable a la incertidumbre jurídica que se vive en México, aunque algunos especialistas señalan que el impacto de esta condición aún no ha llegado a su cenit.

“Puede ser una combinación entre los efectos de la pandemia, la baja en la demanda industrial de electricidad en México y el panorama de incertidumbre y los cambios regulatorios que se han dado en el país”, destacó Elie Villeda, director de Negocios para México, Centroamérica y Colombia para First Solar.

“Hay otros países que sí consiguieron un crecimiento, por lo que el tema de la pandemia y de la demanda energética no pueden ser las únicas excusas.”

Villeda señaló que Colombia, un país que también está buscando añadir energías renovables a su sistema, sí consiguió aumentar sus capacidades de instalación en el mismo reporte, e incluso será suficiente para alcanzar sus metas anuales.

Esta semana, medios locales reportaron la cancelación de un proyecto de parque eólico en San Luis Potosí, cuya inversión era cercana a los 700 millones de dólares. Los expertos destacaron la importancia de esta cancelación debido a lo congestionada que está la zona del Bajío, además de que presenta la probabilidad de que algunos privados cancelen su inversión, incluso aquellos cuyo contrato beneficiaba a CFE.

La baja en las inversiones también es preocupante desde el punto de vista de la oferta necesaria para satisfacer la demanda energética mexicana. “Lo que está desarrollando la CFE apenas es en sustitución de lo que se cerró en años pasados, y si la recuperación es en forma de V, como vislumbra el gobierno, se tienen que apoyar en privados para poder cubrir el crecimiento en la demanda que se viene después de 2021”, advirtió Villeda.

El experto señaló que la negativa del Ejecutivo a permitir la entrada de nuevos generadores privados será un choque entre la legalidad y el estado de derecho, cuyo resultado tendrá efectos en el futuro de la matriz mexicana.

Fuente: El CEO

Publicado en Revista Caname Digital

25 de noviembre de 2020

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.