Demanda de electricidad cae 9% en abril por COVID-19

Revista Caname Digital publicó información de El Financiero referente a la reducción de energía eléctrica que se ha registrado en el país durante las últimas semanas debido al distanciamiento social y a la paralización de actividades por la pandemia del nuevo coronavirus.

De acuerdo con información del Centro Nacional de Control Energía (Cenace), durante la tercera semana de abril, el consumo de energía eléctrica se redujo en 9%, en comparación con la misma semana del 2019.

Sin embargo, en los hogares el consumo eléctrico ha aumentado derivado del confinamiento social, la paralización de las industrias -como la automotriz o la cementera- ha derivado en una caída en la demanda, de acuerdo con registros del Cenace.

Durante dicha semana, la red del sistema interconectado nacional -que no considera el consumo de Baja California y Baja California Sur- registró una demanda máxima o pico de demanda de 36 mil 460 megawatts. Esta cifra muestra el punto de la semana en que el sistema registró el consumo más alto de energía.

Durante la misma semana de 2019, el pico de demanda fue de aproximadamente 40 mil megawatts. El consumo de la tercera semana de abril de este año fue el segundo más bajo del año, el primero se registró en la primera semana del año cuando, debido al clima frío, se hace menor uso de aparatos eléctricos como refrigeradores o sistema de aire acondicionado.

“Una baja (aproximada) de 10% todavía es positiva para las condiciones de la economía y lo que se espera. Creo que podríamos esperar una baja todavía más importante. En caso de que la situación económica empeore o haya mayor desempleo, disminuirá el consumo y por lo tanto habrá menos producción y eso significa menor consumo de energía”, dice Casiopea Ramírez, socia de la consultora Fresh Energy.

“Vamos a empezar a ver caídas más pronunciadas a partir de estos días si se mantienen las condiciones actuales (la Fase 3, los cierres obligados, etc.)”, coincide Paul Sánchez, director de Ombudsman Energía México.

Para el especialista, debido a que estas cifras sólo reflejan el punto del consumo máximo de energía, la baja en la demanda eléctrica podría ser de hasta 20%.

Durante la tercera semana de este mes -que corrió del 18 al 25 de abril-, el consumo de energía vio un ligero repunte y registró una demanda máxima de 38 mil 223 megawatts. Este aumento, coinciden las fuentes, puede ser resultado de mayor uso de energía en los hogares por un aumento en la temperatura o la decisión de algunos comercios por retomar actividades a pesar de la pandemia.

La baja en la demanda eléctrica no es un fenómeno aislado en el país, datos de S&P Global Platts muestran que el consumo en otros países ha caído derivado de la paralización en las actividades económicas.

España, uno de los países más afectados por la pandemia, vio una disminución en el consumo cercano a 3 por ciento durante las últimas semanas de febrero y las primeras de marzo, cuando atravesaron un momento similar al que tiene México ahora.

Gran Bretaña ha visto bajas más severas. Alcanzó una disminución en su demanda de hasta 10 por ciento a finales de marzo y en la segunda semana de abril vio una baja mayor a 30 por ciento.

El Financiero

CANAME

Publicado en Revista Caname Digital

29 de abril de 2020

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.