COFECE pone a disposición pública la versión preliminar del documento sobre el mercado de Certificados de Energías Limpias

Por mandato de la Ley de Transición Energética, la COFECE publicará un análisis sobre el mercado de Certificados de Energía Limpia y otros eslabones de la cadena de producción eléctrica, en el que analiza los impactos a la competencia a partir de su regulación y recientes cambios en la normativa.

La Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE o Comisión) pone a disposición de las autoridades, poderes de la Unión, usuarios, permisionarios, academia, así como del público en general la versión preliminar del documento Transición hacia mercados competidos de energía: Los Certificados de Energías Limpias en la industria eléctrica mexicana, con la finalidad de recibir comentarios o sugerencias que serán recibidas del 8 de febrero al 5 de marzo.

Este documento se elabora en cumplimiento de lo establecido en el último artículo transitorio de la Ley de Transición Energética (https://www.cofece.mx/consulta-documento-cel/). El marco constitucional y legal vigente permite la participación privada en las actividades de generación y comercialización de electricidad, en un entorno de competencia que incentive menores costos, tanto económicos como medioambientales en beneficio de consumidores y sectores productivos.

Como parte de este entramado legal, la normativa contempla el mecanismo de CEL que, a grandes rasgos, funciona así: la Secretaria de Energía establece la obligación a los suministradores y ciertos usuarios de electricidad de contar con cierta cantidad de certificados que adquieren de los generadores a quienes compran la energía eléctrica; estos -a su vez- los obtienen cuando ante la Comisión Reguladora de Energía (CRE) acreditan que producen cierta cantidad de energía a partir de fuentes de energía limpia.

El objetivo de este mercado es motivar la instalación de nuevos proyectos de generación de electricidad basados en fuentes limpias para, entre otros objetivos, cumplir con los compromisos internacionales que México tiene en materia ambiental.

La intensidad de la competencia en los mercados de generación y suministro, así como las condiciones de acceso a las redes de transmisión y distribución, impactan en el funcionamiento del mercad de CEL. Por ello, el documento que se presenta analiza la regulación vigente, los cambios recientes realizados a esta y su impacto en la competencia en los eslabones de generación y suministro. Además, examina diversas estadísticas para diagnosticar el cumplimiento de las obligaciones de CEL y las metas de generación limpia que contempla la normativa mexicana con base en los compromisos internacionales que tiene el país.

De todo ello, preliminarmente, en el documento se destacan cuestiones como:

1. La dificultad para la entrada de más participantes en el suministro (comercialización) eléctrico. Por ejemplo, los constantes cambios en la metodología para el cálculo de las tarifas de CFE y su falta de trazabilidad, lo que impide que se pueda competir con ella y desmotiva a los grandes usuarios, que son abastecidos por CFE, a comprar en el mercado eléctrico mayorista. De esta forma las obligaciones de CEL se concentran en CFE SSB y evita que los usuarios tengan más opciones para elegir un oferente distinto a esta.

2. Retraso en el otorgamiento de permisos de generación. Hasta octubre de 2020, la CRE tenía pendiente de resolver 99 solicitudes de permiso y 153 de modificación y transferencias de estos. Además, hay trámites que llevan hasta 300 días hábiles sin resolverse, cuando la norma prevé un máximo de 75 días.

3. La falta de expansión de las redes de transmisión y distribución. Trae como consecuencia la dificultad de interconectar nuevos proyectos, sobre todo los solares y eólicos que dependen de la disponibilidad de sol y viento, respectivamente.

4. La cancelación de las Subastas de Largo Plazo sin justificación. Desde 2019 elimina la posibilidad de competir para vender electricidad y CEL principalmente a CFE SSB, lo que a su vez dificulta el financiamiento de nuevos productos de generación limpia. Lo anterior a pesar de que las subastas tuvieron resultados favorables en términos del precio promedio por Megawatt/hora, al pasar de 31 dólares en 2015 a 13.22 en 2017. La suspensión de las subastas podría incrementar las tarifas a usuarios finales y/o su subsidio a estas.

Como consecuencia de estos y otros obstáculos identificados en el documento, preliminarmente se concluye que la continuación de las medidas de política energética que se han emitido recientemente resultará en un incumplimiento de las Metas de Energía Limpia comprometidas por México.

De acuerdo con estimaciones basadas en los proyectos de generación de energía limpia y su entrada en operación, a partir de 2022 en México podría observarse un faltante de 12 millones de CEL. Además, en 2024 el país incumplirá la meta de 35% de generación de energía limpia comprometida, ya que se estima que apenas logrará el 29.8%.

Cabe resaltar que esta previsión no considera el impacto que podría provocar, en caso de ser aprobada, la iniciativa de reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, presentada por el Ejecutivo Federal el pasado 1 de febrero, misma que impediría la competencia en la generación y comercialización de electricidad al: i) eliminar el despacho económico (utilizar la energía de menor costo primero), ii) relajar el acceso de generadores a las redes de transmisión y distribución y iii) permitir que CFE SSB adquiera electricidad de CFE Generación sin la necesidad de que se lleven a cabo subastas. Además, la iniciativa otorga CEL a todas las plantas de generación de energía limpia sin importar cuándo iniciaron operaciones, esto incrementa artificialmente el número de CEL y el cumplimiento de las obligaciones de México, pero en la realidad el país no está produciendo más energía eléctrica limpia.

La versión final del documento tendrá el objetivo último de fomentar, mediante recomendaciones puntuales, la competencia en la industria eléctrica con el propósito de motivar la generación de electricidad de forma más eficiente, tanto en costos, como ambientalmente, y un suministro a los usuarios en mejores condiciones de precio, para que mejore la competitividad de las empresas mexicanas y reduzca las tarifas finales que pagan las familias mexicanas y/o el subsidio del Gobierno Federal a estas.

COFECE

Publicado por Revista Caname Digital

09 de febrero de 2021

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.