El CCNNPURRE, 25 años de labor activa, ordenada y constructiva

Revista CANAME platicó con el Ing. Odón de Buen Rodríguez, Director General de la CONUEE, quien compartió con nosotros los logros del Comité Nacional de Normalización para la Preservación y Uso Racional de los Recursos Energéticos, a 25 años de su fundación.

Revista CANAME: Sabemos que este año el Comité Nacional de Normalización para la Preservación y Uso Racional de los Recursos Energéticos (CCNNPURRE), celebra 25 años de trabajo, podría platicarnos ¿cómo surgió este organismo y cuáles fueron sus principales objetivos?

Odón de Buen Rodríguez: La Ley Federal sobre Metrología y Normalización, que está en vigor desde el 16 de julio de 1992 establece que las dependencias de la Administración Pública Federal, en su ámbito de competencia, constituyan los Comités Consultivos Nacionales de Normalización (CCNN) para expedir Normas Oficiales Mexicanas (NOM), sobre productos, procesos, métodos, instalaciones, servicios o actividades, así como promover su aplicación y vigilar su cumplimiento.

       

Ing. Odón de Buen Rodríguez
Director General de la CONUEE

La Secretaría de Energía, por conducto de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía, tiene la facultad de emitir NOM de eficiencia energética con el propósito de la preservación y uso racional de los recursos energéticos, las cuales son formuladas por el CCNNPURRE, que es presidido por el Director General de la CONUEE.

Este Comité es el órgano encargado de elaborar, aplicar y vigilar el cumplimiento de las NOM de eficiencia energética y entre sus funciones principales se encuentran:

• Proponer temas nuevos, revisar y actualizar las NOM de eficiencia energética (Programa de Normalización).

• Constituir grupos de trabajo, si es necesario, para ejecutar al Programa de Normalización.

• Coordinar la elaboración de normas conjuntas cuando corresponda.

RC: ¿Cómo está conformado el CCNNPURRE?

OBR: Este Comité es presidido por el Director General de la CONUEE y se conforma con la participación de los siguientes sectores:

• Dependencias y entidades de la Administración Pública Federal.

• Empresas productivas del Estado.

• Instituciones de investigación y desarrollo tecnológico.

• Cámaras y Asociaciones de la industria, comercio y de servicios.

• Colegios y asociaciones de profesionistas.

• Consumidores.

RC: A la luz de estos 25 años, ¿qué resultados se han obtenido?

OBR: En general, el balance de la actividad de normalización para la eficiencia energética de la CONUEE, con el apoyo del CCNNPURRE, se resume en 31 NOM-ENER en vigor, cuyo cumplimiento se garantiza con el apoyo de 10 organismos de certificación, 74 laboratorios de prueba y más de 200 unidades de verificación.

También resalta el que las NOM de equipos tan importantes como los motores eléctricos, equipos de

light bulb with tree inside

iluminación, refrigeradores y equipos de aire acondicionado, son de vanguardia y están homologadas a especificaciones aplicables en Estados Unidos y Canadá.

El efecto energético es evidente a un nivel macro y su impacto económico es muy significativo, particularmente en el sector residencial. Un estudio nuestro basado en series de tiempo de más de veinte años, sobre indicadores de consumo de electricidad y gas en el sector residencial, a partir de la aparición de las primeras NOM en 1996, nos ha llevado a estimaciones de ahorros económicos de más de 600 mil millones de pesos para la economía de las familias y el erario público a través de reducir el gasto en subsidios a la electricidad y el gas LP en 20 años.

RC: ¿Considera suficiente la participación de las diversas entidades que tienen que ver con el Comité? ¿Es necesario redoblar esfuerzos, invitar a más actores?

OBR: Yo considero que el Comité tiene una buena representación de los intereses e instituciones más relevantes en los temas que regulan las NOM de la CONUEE y que su participación ha sido particularmente activa, ordenada y muy constructiva.

RC: ¿Qué normas son las que se han trabajado en el Comité y qué tipo de productos son objeto de éstas?

OBR: De las 31 NOM-ENER vigentes, 24 son de productos utilizados principalmente en los sectores doméstico, comercial y de servicios, e industrial, y seis de sistemas aplicables al alumbrado en edificios y vialidades, envolvente de edificios residenciales y no residenciales, así como aislantes térmicos para edificaciones.

Puesto de otra manera, se cubren los equipos que representan más del 85% del consumo de energía en una vivienda, más del 65% de la electricidad en una fábrica y con valores similares para servicios municipales y del sector servicios.

RC: En el contexto internacional, ¿qué rol tiene México en el uso racional de recursos energéticos?

OBR: El uso racional de los recursos energéticos a través de la eficiencia energética, además de su preservación y uso racional, permite cuidar la economía de las familias (proveyendo de más servicios con menos energía y menor costo unitario), la competitividad de las empresas, los presupuestos de los ayuntamientos, el medio ambiente local y global, y sirve para aprovechar mejor la infraestructura energética.

Por sus avances y los retos diversos que enfrentan países de América Latina, lo que hacemos en México es referencia para ellos, aun cuando sus economías no tengan la dimensión de la de México, lo cual es promovido por organismos internacionales interesados en generalizar las prácticas que tenemos en nuestro país, esto además de las propias solicitudes de apoyo de esos países al nuestro.

RC: ¿Ante los nuevos escenarios en esta materia, el CCNNPURRE actualiza sus criterios y estrategias?

OBR: En el CCNNPURRE se ha tenido que trabajar con otros comités a cargo de otros temas de relevancia para la política de normalización (como la seguridad y la protección ambiental), y algunas de las NOM de la CONUEE son expedidas en conjunto con la Secretaría de Economía y la del Medio Ambiente. Es posible que el acelerado cambio en las tecnologías de la información y las telecomunicaciones lleve a que se colabore con quienes están a cargo de las regulaciones técnicas en ese sector.

RC: ¿Qué planes y programas nuevos están implementando? ¿Cuál es la expectativa a futuro?

OBR: A medida que ya se han cubierto los equipos de mayor importancia energética, el reto ahora tiene que ver con la actualización con respecto a las mejores prácticas internacionales y a la creciente integración de los equipos a sistemas a través del uso de las tecnologías de la información y las telecomunicaciones.

Igualmente, y en particular a las NOM que se aplican al diseño de las edificaciones, el reto se encuentra en su integración a los reglamentos de construcción locales, lo cual sólo es posible por medio del convencimiento, ya que el marco legal da esa facultad a los ayuntamientos, más allá de la autoridad federal.

Finalmente, y también con relación al avance tecnológico que permite a los usuarios de energía el tener en sus manos dispositivos electrónicos que proporcionan gran cantidad de información actualizada al minuto, se abren posibilidades de modernizar la forma en la que se apoya y garantiza a los usuarios de equipos bajo NOM de que la cumplen e, inclusive, hacer ponderaciones económicas a la hora de la toma de decisiones en la compra.

Julio César Bustos López
Director Editorial de Revista CANAME

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.