Cultura y deporte Descubre lo que necesitas para correr un maratón

El deporte se ha convertido en un universo muy amplio, del cual se han desprendido miles de disciplinas a lo largo de los años. Si bien cada país tiene un deporte favorito por su cultura y tradiciones, son pocos los más reconocidos y practicados a nivel mundial. Específicamente en atletismo, tenemos el maratón, el cual es una carrera de resistencia en la que se recorre una distancia larga de 42.195 kilómetros.

El nombre se adjudicó debido a que en Grecia existe una ciudad con este nombre, desde la cual un soldado griego llamado Filípides fue mandado a Esparta para anunciar la victoria sobre los persas. Pero la verdadera historia es que fueron más de 200 kilómetros y después de hacer el anuncio falleció por fatiga. Sin embargo se creó el mito de que fue de Maratón hacia Atenas, donde sí son los 42.195 km.

Fue realmente hasta los Juegos Olímpicos de Atenas de 1896 que se toma la decisión de incorporar esta disciplina en honor al mito griego. Solamente podían participar hombres, la inclusión de las mujeres en la carrera se logró hasta los Juegos Olímpicos de 1926. La mejor marca mundial masculina la tiene Dennis Kimetto de Kenia con un tiempo de 2:02:57; mientras que la mejor marca mundial femenina le corresponde a Paula Radcliffe del Reino Unido con un tiempo de 2:15:25.

Hoy en día, se realizan maratones en todo el mundo y ya se organizan de manera independiente y no sólo en los Juegos Olímpicos. Sin embargo los seis maratones más prestigiosos del mundo se llevan a cabo en Berlín, Boston, Chicago, Londres, Nueva York y Tokio. Pero para poder inscribirte en alguno de estos, tienes que haber participado antes en otros maratones de otras ciudades, donde te piden comprobar no sólo la participación, sino que lo hayas terminado y acreditar una marca por debajo de los límites que establece la organización.

En México también se realizan varios maratones, pero el más importante es el de la Ciudad de México, al que cada año llegan atletas de todo el mundo para participar en él. Desde inicios de este 2018, México ya tiene una certificación categoría plata otorgada por la IAAF (Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo). Se convirtió en un “Boston Qualifier”, lo cual quiere decir que el corredor que participe, si cumple con los estándares antes mencionados, puede registrarse en uno de los maratones más prestigiosos del mundo, siendo en este caso el de Boston.

Para el Maratón de la Ciudad de México de este 2018, se tiene proyectado que participarán más de 45 mil corredores. En este maratón es bien sabido que realmente no todos corren o trotan, hay quienes sólo caminan, por ello, a pesar de que las mejores marcas están poco arriba de las dos horas, el promedio está entre cuatro y cinco horas, pero por los que sólo eligen caminar, este año se extendió el horario a nueve horas de recorrido.

Si de por sí, para ser corredor se debe tener disciplina; para ser maratonista se requiere de mucho más en todos los aspectos: físico, mental y emocional. Existen diferentes tipos de entrenamientos, consejos o preparación dependiendo del objetivo personal, pero los más imprescindibles siempre serán: tener un plan de entrenamiento, mantenerse hidratados todo el tiempo, tener una alimentación adecuada, respetar los horarios de sueño y aprovechar los descansos.

Hidratación: Es importante tomar muchos líquidos todos los días, se recomienda mínimo dos litros por día, pero recuerda que varios alimentos como las frutas y verduras también tienen líquidos. Durante el entrenamiento también se debe tomar agua, pero es importante combinar con bebidas isotónicas (deportivas), que tienen la capacidad de rehidratarte. Incluso algunas tienen electrolitos que te ayudarán a que las células generen impulsos eléctricos y no pierdas sales esenciales en tu organismo.

Alimentación: Este factor es uno en los que más se debe tener disciplina. Muchas veces con la excusa de que “hacen mucho ejercicio”, pueden seguir comiendo todo lo que quieran y cuanto quieran. A menos que seas un atleta de alto rendimiento como Michael Phelps entonces sí puede ser, pero si no lo eres entonces es mejor cuidarse. Para un deporte de alto rendimiento como lo es el maratón, lo recomendado es mantener el peso ideal de acuerdo a tu estatura. ¿Por qué? Porque llevarás todos tus kilos contigo a lo largo de los 42.195 kilómetros y lo que comas serán tus nutrientes que te darán energía para soportar y rendir en tu carrera. Sin mencionar el daño a tu cadera, piernas y rodillas que soportarán por el alto impacto de la disciplina. Lo mejor es ir con un nutriólogo para armar un plan alimenticio que vaya de acuerdo a tus objetivos y estilo de vida.

Cuida tu sueño: Dependiendo de tu estilo de vida, hay a quienes les gusta madrugar para ir a correr, otros lo hacen a mediodía antes de comer, o en las noches antes de cenar. No importa la hora que elijas hacerlo, pero siempre respeta tus ciclos del sueño. Recuerda dormir siempre entre seis y ocho horas diarias. Son las horas más importantes para tu organismo porque no sólo sigue trabajando, sino que también es cuando aprovecha para relajar los músculos y que estos se regeneren durante el sueño para poder estar al 100% al día siguiente. Si tuviste una muy mala noche y no dormiste; no rendirás en el entrenamiento por no tener reservas de energía ni haberte recuperado del día anterior. Lo mejor es no entrenar o elegir una rutina muy tranquila.

Aprovecha los descansos: Aquí depende del objetivo personal. Hay quienes corren todos los días sin descansar. Hay otros que corren cuatro días y descansan tres. No importa la combinación pero siempre descansa. Es el momento ideal para que tu cuerpo asimile la carga que le impones al entrenar, para que los músculos se adapten al entrenamiento, y que realmente es lo que ayuda que tu cuerpo tenga cada vez más fuerza y resistencia.

Plan de entrenamiento: No tengas miedo de buscar ayuda con algún profesional. No es lo mismo crear tu propio plan cuando son carreras muy cortas, que cuando vas a correr un maratón. Es importante tener el apoyo de un coach que te pondrá un plan de acuerdo a tu condición y rendimiento para alcanzar los objetivos que te propongas. Lo ideal en un entrenamiento de maratón es que cada vez vayas aumentando los kilómetros o el tiempo que corres para ganar más fuerza y resistencia.

Leonor Guevara Islas
RRPP y Marketing en Think&Start

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.