Aprendiendo a vivir en paz con Los Cuatro Acuerdos

Si eres de esas personas que busca siempre la forma de transformar tu vida por completo con libros de autoayuda, este libro es para ti. Los Cuatro Acuerdos, un libro de sabiduría tolteca escrito por el autor y nagual del linaje de los Guerreros del Águila: Dr. Miguel Ruiz.

A pesar de que fue publicado en noviembre de 1997, es un libro que ha trascendido a través de los años para ser utilizado como ejemplo, ya que el tema abordado es un mal en todas las sociedades, sea la época que sea. Así que podemos ver que los toltecas no sólo nos dejaron una historia enriquecedora y grandes monumentos que admirar, sino también nos heredaron su sabiduría en el plano espiritual, para mejorar nuestra manera de vivir y eliminar todas aquellas creencias heredadas que nos limitan a gozar de una libertad espiritual plena y feliz.

  • El primer acuerdo es: Sé impecable en tus palabras. Es el más importante pero también el más difícil, porque estamos acostumbrados a decir lo que pensamos, sin pensar en las consecuencias. Esto es porque constituye el poder que tienes para crear, pues es un arma de doble filo que bien puedes crear el sueño más bello o destruir todo lo que te rodea. Todo lo que digas siempre va a repercutir bien o mal en una persona y no sabes cómo puede reaccionar. No sólo en el momento, sino en cómo se conduzca en la vida, y las creencias que obtenga basándose en lo que dijeron que hacía bien o mal, fuera cierto o no.
  • El segundo acuerdo es: No te tomes nada personalmente. No lo debes hacer pues esto se refiere a la máxima expresión del egoísmo, pues creemos que todo gira alrededor nuestro, o que nosotros somos responsables de todo. Cuando nos tomamos personalmente lo que alguien nos dice, suponemos que sabe lo que hay en nuestro mundo, e intentamos imponérselo por encima del suyo. Al recibir ese veneno, lo recoges y se convierte en tuyo, volviéndote una presa fácil para esos depredadores. Así que lo mejor es no aceptarlo para volverte inmune a esa mala energía.
  • El tercer acuerdo es: No hagas suposiciones. El hacer suposiciones siempre nos trae problemas, creas una fantasía de lo que crees y de ahí partes para incluso tomarte cosas personalmente, y por lo tanto no cuidas tus palabras. Por cómo funciona la mente humana, necesitamos justificarlo, explicarlo y comprenderlo todo para sentirnos seguros. Esta es la razón por la cual hacemos suposiciones y es porque no tenemos el valor de preguntar. Además de que suponemos que todo el mundo ve la vida del mismo modo que nosotros.
  • El cuarto acuerdo es: Haz siempre lo máximo que puedas. Tu rendimiento dependerá de que te sientas de maravilla y feliz o disgustado, enfadado o celoso. No importa cuál sea el resultado, pero siempre hay que dar lo mejor y el máximo esfuerzo en todo lo que hagas. Sólo cuidando no excederse pues agotas tu cuerpo yendo contra ti y resulta difícil alcanzar tus objetivos. Por el contrario, si haces menos de lo que puedes hacer, entonces te sometes a ti mismo a frustraciones, juicios y culpas.

Sin duda es una lectura obligada si queremos entrar en más detalle para entender el por qué de nuestras acciones. Cada acuerdo va de la mano con el otro, si aprendemos a llevarlos a cabo volviéndolos un hábito, será más fácil romper con viejos acuerdos y creencias, que no te permiten gozar de ese libertad que tanto nos merecemos para ser felices y plenos en todos los aspectos de nuestra vida. Rompe esas barreras para recuperar tu libertad y dejar de vivir tratando de complacer a los demás. Tu vida y felicidad dependen de una sola persona: Tú.

Leonor Guevara Islas
RRPP y Marketing en Think&Start

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.