LXI Asamblea General Ordinaria de Afiliados CANAME

El pasado 12 de marzo, en la Ciudad de México se llevó a cabo la LXI Asamblea General Ordinaria de Afiliados CANAME, donde se reeligió a Pablo Moreno Cadena como Presidente de la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas. Durante el evento se contó con la asistencia de Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía; Jaime Hernández Martínez, Director General de Comisión Federal de Electricidad; Leonardo Beltrán Rodríguez, Subsecretario de Planeación y Transición Energética de la Secretaría de Energía; Odón de Buen Rodríguez, Director General de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía; Raúl Talán Ramírez, Director General del Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica; Héctor Márquez Solís, Jefe de la Unidad de Contenido Nacional y Fomento de Cadenas Productivas e Inversión en el Sector Energético de la Secretaría de Economía; y Javier Soto Soto, Coordinador de Desarrollo y Relación con Proveedores y Contratistas de Petróleos Mexicanos.

Durante el evento, Pablo Moreno Cadena, Presidente de CANAME, rindió el Informe de Actividades desarrolladas por el Consejo Directivo durante el periodo 2017-2018 e hizo la presentación del Programa de Trabajo 2018-2019, al respecto, destacó que se alcanzaron las metas y objetivos importantes en su segundo año al frente de la Cámara. Agregó que en 2017 se dio continuidad a los ejes estratégicos que se plantearon para el fortalecimiento y crecimiento de la Cámara y se trabajó arduamente para promover el contenido nacional con las Secretarías de Economía y Energía en las contrataciones públicas y cadenas productivas. Como Cámara, y de la mano de la Comisión Reguladora de Energía, de la Dirección General de Normas, y de CONUEE, se dieron pasos sustantivos para la conformación de nuevas normas y regulaciones técnicas, que contribuirán al desarrollo del sistema normativo del sector.

Reconoció la apertura y diálogo y sobre todo la pronta respuesta de la Procuraduría Federal del Consumidor, para atender denuncias formuladas sobre productos fuera de norma, y señaló que sin duda la Profeco es una gran institución para combatir prácticas ilegales de comercio. Resaltó la activa participación de CANAME con posicionamientos e información para el cuarto de junto, en las distintas negociaciones comerciales internacionales, en las que México está involucrado actualmente. Y añadió que continúan fortaleciendo el proyecto de la regionalización de la normalización, que ha permitido que la Cámara se convierta en uno de los referentes en México y América Latina para promover la creación de un piso normativo que beneficiará la competencia leal y la eficiencia energética. Este proyecto continúa avanzando y se trabaja para generar un Sistema de Vigilancia de Mercado.

Pablo Moreno indicó que continúan participando en las iniciativas de CFE, FIDE, PEMEX y CONCAMIN, desarrollando proyectos que fortalecen no sólo a la Cámara y sus afiliados sino al sector y por lo tanto al país. Agregó que durante 2017 impulsaron el papel del Centro de Competitividad e Innovación de CANAME, colaborando de manera continua con la Secretaría de Economía, CONACYT, el INEEL y la Universidad Nacional Autónoma de México, en la búsqueda de dar mayor valor agregado a las empresas para su desarrollo y competitividad.

Comentó que dos eventos que dejaron huella del trabajo efectuado, fueron la participación del Simposium de CANAME en el marco de los Diálogos Estratégicos para el Futuro de la Energía, organizado por la Secretaría de Energía en el mes de septiembre, así como la realización de la trigésima novena Convención Anual, donde se dieron cita autoridades y afiliados para conversar sobre los retos y oportunidades que se presentan para el sector.

“Aún hay mucho camino por recorrer, pero confío que alcanzaremos los objetivos trazados. Es evidente que estamos viviendo un año de incertidumbre por muchos factores, por lo que necesitamos de la participación activa, oportuna y decidida. El trabajo dedicado a los proyectos de nuestro sector nos permitirán afrontar de mejor manera, y con su apoyo, cualquier desafío que se nos presente”, concluyó el Presidente de CANAME.

Por su parte, Héctor Márquez Solís, Jefe de la Unidad de Contenido Nacional y Fomento de Cadenas Productivas e Inversión en el Sector Energético de la Secretaría de Economía, indicó que en el tema de contenido nacional ya se tiene lista la metodología para medirlo en el sector eléctrico, particularmente para las actividades de transmisión y distribución, que es donde se exige por ley. La metodología que se propone busca mantener un equilibrio en la práctica que normalmente se ha seguido por las empresas bajo la ley de Adquisiciones y Obra Pública, pero también se trata de llegar a un método que permita contabilizar realmente el valor que se genera en el país, y agradeció el trabajo realizado con la Secretaría de Energía, CANAME y CFE en este tema.

Recordó que la metodología anterior tenía ciertas deficiencias que hacían que se sobreestimara el contenido nacional de los bienes y servicios, ahora se han seleccionado las áreas donde realmente se quiere impulsar y medir el contenido nacional. Los bienes que se van a utilizar en estas líneas de transmisión son una fuente de contenido nacional que debe medirse a través de una metodología sencilla, donde se sustrae la parte de las importaciones y se trabaja en los diferentes eslabones de la cadena, recuperando y midiendo el contenido nacional que se genera a lo largo de ésta, y no solamente la factura del vendedor final, lo que permite una medición más precisa e identificar en qué parte de los eslabones se tiene poco contenido nacional y dónde se generan las oportunidades.

Héctor Márquez destacó que también se modificó la metodología para contabilizar solamente como contenido nacional la mano de obra y el trabajo calificado e indicó que aún faltan los formatos en los cuales se va a reportar la información y publicar los procedimientos que se van a utilizar para verificarlo, así como lo relativo a contenido nacional en la generación de energía, que aunque no es un rubro obligatorio, sí se le exige a la Secretaría contabilizar este dato, por lo que se estará publicando una metodología para medir el contenido nacional en los proyectos de generación, a efecto de diseñar mejores políticas públicas en esa materia.

En relación al Fideicomiso para apoyar a los proveedores nacionales a desarrollar sus capacidades, cerrar brechas de calidad y de certificación técnica y tecnológica, informó que éste tiene actualmente un patrimonio de cerca de mil millones de pesos y ha recibido cerca de 270 solicitudes de apoyo, subrayando que del sector eléctrico solamente son 12 solicitudes y se han asignado sólo 25 millones de pesos en proyectos, de los cuales una tercera parte se refiere a proyectos de generación de tecnologías eólicas y solares, y consideró que existe un campo muy fértil en el que se tiene que trabajar para que los recursos de este fideicomiso puedan llegar a los proveedores nacionales.

Mencionó que otro instrumento importante es el registro de proveedores, en donde actualmente cerca de 450 empresas del sector eléctrico están registradas, de éstas sólo 17% son empresas de manufacturas de equipo eléctrico, por lo que consideró necesario que más empresas del sector se registren en el portal y así poder dirigir recursos del Fideicomiso hacia ese padrón de empresas. Añadió que si se quiere impulsar el encadenamiento productivo y si las empresas tienen necesidades de capacitación, certificación, tecnológicas o de asociación, este Fideicomiso puede apoyarlos. Finalmente resaltó que el sector de manufacturas eléctricas tiene muy buena conexión con sus proveedores hacia abajo con la cadena, pero la Secretaría de Economía puede fortalecerla aún más.

En tanto, Jaime Hernández Martínez, Director General de la Comisión Federal de Electricidad, indicó que a menos de cuatro años de la aprobación de la Reforma Energética, la Comisión ha aprovechado plenamente las herramientas brindadas por ésta, ejemplo de ello es que la CFE ha promovido el Programa de Infraestructura Eléctrica más ambicioso en la historia de nuestro país, que contempla inversiones mayores a los 33 mil millones de dólares. Como parte de este programa, actualmente existen 12 nuevos gasoductos en operación y 13 más que están en construcción, que contribuirán a aumentar en cerca de 75% la longitud de la red nacional de gasoductos. Para la CFE esto significa tener mayor acceso en sus procesos de generación a un combustible menos costoso y más amigable con el medio ambiente.

De igual forma, la ampliación de la Red Nacional de Gasoductos es una gran noticia para la industria mexicana, ya que el gas natural es un insumo fundamental en sus procesos productivos, y ahora la gran mayoría de los estados del país tendrán acceso a este combustible. También como parte del programa de infraestructura impulsado por la CFE, se están invirtiendo más de 5 mil millones de dólares en proyectos de expansión y modernización de las líneas de transmisión y distribución, colocando a México a la vanguardia internacional con la instalación de redes inteligentes que permitan garantizar un servicio de energía eléctrica confiable y de calidad, y en este tema reconoció a la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas como un aliado fundamental.

Hernández Martínez dijo que gracias a los productos de la más alta calidad que ofrecen las empresas representadas en la CANAME, hoy CFE está poniendo en operación proyectos de infraestructura que fortalecen su presencia en el nuevo mercado eléctrico mexicano. Aseguró que durante 2018, CANAME y la Comisión seguirán siendo importantes socios en la misión de cambiar el rostro del sector. Este año, tan sólo en transmisión y distribución, la CFE estará licitando 23 proyectos estratégicos, que representan una inversión cercana a los dos mil millones de dólares, además la CFE contempla adquirir, de manera consolidada, más de tres mil millones de pesos en materiales y equipos de distribución.

Expresó el firme compromiso que mantiene la CFE con la transparencia y la rendición de cuentas en sus contrataciones, añadió que cada año realiza adquisiciones por montos que superan los cien mil millones de pesos, lo que hace necesario contar con mecanismos eficaces y transparentes y destacó que el año pasado entraron en vigor las disposiciones generales que regulan el régimen especial en materia de adquisiciones, arrendamientos, obras y servicios de la CFE. Afirmó que la Comisión seguirá adoptando las mejores prácticas en materia de contrataciones y licitaciones, observando los principios de competencia y transparencia, y continuarán implementando las recomendaciones de organismos internacionales.

El Director General de CFE felicitó a la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas por su contribución al desarrollo de la industria eléctrica de México, y destacó el trabajo de Pablo Moreno, dijo que su liderazgo ha contribuido a que las empresas que integran la Cámara sean protagonistas de la transformación del sistema eléctrico mexicano y agregó que en esta transformación sobresale la labor del Secretario Pedro Joaquín Coldwell. Aseveró que la Comisión Federal de Electricidad seguirá estrechando vínculos con CANAME a fin de brindar un servicio de energía eléctrica de mayor calidad, a precios competitivos y con procesos más amigables con el medio ambiente.

Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía, dijo que CANAME ha sido testigo y protagonista del proceso de modernización de la industria eléctrica mexicana y un actor clave para su desarrollo. En los últimos años, en nuestro país ocurre una revolución energética que nos alinea a las prácticas internacionales de las naciones que han abierto sus mercados exitosamente. México tenía en la materia casi tres décadas de retraso, sin embargo en poco tiempo se han tenido grandes avances, la creación del mercado eléctrico mayorista significó un gran paso en la forma de vender y comprar energía y ha dado lugar a la competencia y la demanda, lo que incentiva la entrada de nuevos operadores y multiplica las opciones de suministro. En 2016 el mercado eléctrico de corto plazo arrancó con un solo jugador, hoy 79 empresas han firmado contratos con el CENACE, 39 ya están operando, el resto lo hará en breve y se espera la afluencia de varias más.

A través de los esquemas de subastas eléctricas de largo plazo también se observa gran concurrencia de nuevos generadores, que a diferencia de los anteriores, detonan el desarrollo de nueva infraestructura en electricidad limpia. Es prioridad del gobierno del Presidente Peña Nieto detonar el crecimiento de la energía verde, que permita acelerar la transición hacia un país ambientalmente más sustentable. Como resultado de las tres subastas concluidas, se construirán en 17 estados, 65 nuevas centrales eléctricas, 45 solares y 20 eólicas, con una inversión de 8,600 millones de dólares. En tres años se agregarán cerca de 7 mil megawatts de capacidad renovable y los precios para adquirir energía verde de estas centrales son muy competitivos. México ha ingresado a la élite de los países con mejor clima para invertir en proyectos limpios.

El Secretario de Energía mencionó que a inicio de este año se pusieron en marcha dos licitaciones para la construcción de líneas de transmisión con participación de capital privado, que significan incrementar en 6% la longitud de la actual infraestructura, pudiendo transportar hasta 4,500 megawatts de energía a grandes distancias y con menores pérdidas técnicas.

El nuevo paradigma del sector eléctrico está permitiendo pasar de una industria monopólica a mercados competitivos, con novedosos modelos de negocios y de una generación eléctrica centralizada a una distribuida. En materia social, a través del Fondo del Servicio Universal Eléctrico, se está llevando electricidad a más de 1.8 millones de mexicanos que viven en las comunidades más alejadas o marginadas del país y que no cuentan con el servicio eléctrico. Al finalizar el presente sexenio se pretende llegar a un 99% de cobertura eléctrica nacional.

Pedro Joaquín Coldwell dijo que también es necesario propiciar un mayor ahorro energético, para ello se han implementado acciones de eficiencia energética como el Programa de Sustitución de Lámparas Ahorradoras, la continuación del Programa Eco Crédito Empresarial y el Programa para Sistemas de Gestión de Energía ISO 50001. Comentó que para el sector de manufacturas eléctricas, la multiplicación de proyectos que está detonando la Reforma se traduce en un sinnúmero de posibilidades para abastecer los requerimientos de equipo y servicios que demandan la construcción de esta nueva infraestructura, de igual forma estimula a la innovación y el desarrollo tecnológico en la búsqueda de mejorar la eficiencia y rentabilidad económica de los productos que se fabrican, y consideró que CANAME debe continuar siendo parte esencial de la nueva industria eléctrica.

A continuación, Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía declaró formalmente clausurados los trabajos de la sexagésima primera Asamblea General Ordinaria de Afiliados de la Cámara Nacional de Manufacturas Eléctricas.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.